Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El PSOE se aferra a la Z de Zapatero

El presidente protagoniza el vídeo con el que los socialistas arrancan una campaña de explicación de la labor del Gobierno

Con Z de Zapatero. Éste es el título de la campaña que ayer puso en marcha el PSOE para explicar durante un mes por toda España los tres años y medio de gestión del Gobierno. Al documento explicativo le acompaña un vídeo en el que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aparece en el tono más distendido y desenfadado posible, porque en política "todo se puede decir con una sonrisa".

El dato más llamativo de esta campaña, que ayer presentó el secretario de organización del PSOE y coordinador electoral, José Blanco, es la apuesta inequívoca por hacer de Zapatero el protagonista absoluto de la primera fase de la campaña para las elecciones generales de marzo. La campaña de hace cuatro años de "ZP", de gran éxito, ha dado paso a ésta de "Con Z de Zapatero", en la que se pretende que el presidente sea "más Zapatero que nunca", explican en la dirección socialista.

La campaña busca el contraste, en la forma y el fondo, del presidente con Rajoy

El PSOE presume de creación de empleo, política social y aumento de derechos

Con esa expresión quieren significar que el presidente del Gobierno aparecerá y se presentará a los españoles despojado de cualquier gesto o actitud altiva, distante o arrogante. El PSOE apuesta por presentar a su líder como una persona "cercana", "próxima", alguien que puede entender los problemas más comunes de la gente. No se oculta que se busca el contraste con su adversario: Mariano Rajoy. "El vídeo que presentó Mariano Rajoy y éste, aunque entre ellos sólo hay una semana de distancia, parece que están separados por décadas", dijo Blanco.

En la víspera de la Fiesta Nacional del 12 de octubre, Rajoy, líder del PP, se presentó en vídeo, muy serio, muy sobrio, en su despacho con muebles de tonos oscuros, con la bandera de España tras él y llamando a los españoles a que hicieran el día 12 "un gesto" de amor a España. También Zapatero en este vídeo hace profesión de amor a España, pero lo proclama sonriente, alegre, e intenta despojar la declaración de dramatismo. "Me gusta la España de hoy, la España democrática", dice.

Sin duda se ha buscado el contraste con el presidente del PP en todos los terrenos. Zapatero aparece sin corbata, con una cazadora de tonos claros y en una estancia luminosa. Y él mismo participa de la broma que le han sugerido los diseñadores de la campaña. "Modernidad, seguridad, humildad, lealtad, solidaridad"... dice el presidente, que es interrumpido por su guiñol televisivo: "Más baloncestidaz, más dialoguidaz y menos crispacidaz". Ante el absurdo del guiñol y su exageración en la pronunciación de la z en vez de la d, el presidente comenta: "Sí, la verdad es que pronuncio mucho la z, no sé si es cosa de familia o de mi tierra". Y, a continuación, un poco más serio afirma que va a explicar "la tarea de gobierno" de una forma "desenfadada", porque habitualmente el lenguaje de los políticos "se aleja de los ciudadanos".

Zapatero señala que "quedan muchas cosas por resolver, pero hay muchas cosas por celebrar". "Me gusta el país en el que vivimos, me gusta la España de hoy, la España democrática". Y, para acabar, vuelve a la broma: "Esto es la verdaz", pronunciado con z. En efecto, el presidente del Gobierno se pone al frente de esta campaña que, para remarcar la primera letra de su apellido, sacrifica la ortografía. Así, en los documentos explicativos de la labor del Gobierno se definen 11 conceptos que, según la campaña socialista, se corresponden con sus políticas, y la 'd' con la que correctamente se escriben esas palabras se torna en 'z', siempre para evocar a Zapatero: prosperidaz, competitividaz, accesibilidaz, empleo de calidaz, estabilidaz, Alta Velocidad, sensibilidaz, modernidaz, solidaridaz, igualdaz y capacidaz. La z, además, se escribe en rojo. Desde el PP, su portavoz parlamentario, Eduardo Zaplana, se mostró distante: "Esa campaña demuestra que el Gobierno no está sereno ni tranquilo y dedica mucho tiempo a hacer vídeos".

El PSOE confía en que este recordatorio de su labor sirva para crear confianza porque "cumple sus promesas", pensando en las que va a hacer ahora. La retirada de las tropas de Irak, las políticas sociales, la Ley de Dependencia o la extensión de la Alta Velocidad figuran en el resumen de la tarea hecha. También el fallido proceso de paz, que se asumió "con valentía" y que ETA "acabó" con el atentado de Barajas. "El Estado de derecho se ha impuesto como siempre", concluye el documento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de octubre de 2007