Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Fórmula 1 | La pelea por el título

Un trazado demoledor

Los pilotos se quejan de Interlagos, recién asfaltado, y hasta Moxley admite que es un circuito "malo"

El Guarapiranga y el Billings son dos lagos artificiales situados en los humildes suburbios de São Paulo. Los hábiles diseñadores de la fórmula 1 encajaron en esa zona, hasta ahora mal comunicada, un trazado de asfalto en forma de spaghetti, bautizado con el obvio nombre de Interlagos. En él, una vez más, tendrá lugar la última batalla del Mundial de fórmula l. El circuito le va bien a Fernando Alonso, que, pese a que sufrió en él un espectacular accidente en 2003, ha ganado sus dos títulos en la megalópolis brasileña. En cambio, su rival, Lewis Hamilton, se estrenará en el hasta hace nada bacheado asfalto paulista, de 4.309 metros y 71 vueltas.

El piloto inglés ha desechado la posibilidad de trabajar en el flamante simulador que la escudería McLaren posee en su ultramoderno centro tecnológico de Woking. Después del varapalo de China, ha preferido relajarse jugando al golf y corriendo por los bosques de su domicilio en Tewin, cercano a Londres, y confía en que el juego de F-1 de la PlayStation, con el que se entretiene junto a su hermano, le baste para conocer las características de un trazado en el que se presenta con cuatro puntos de ventaja sobre Alonso y siete sobre Kimi Raikkonen.

Interlagos es un dibujo demoledor. Junto al de Estambul es el único del Mundial que se cubre en el sentido inverso a las agujas del reloj. "El cuello se resiente especialmente porque los pilotos estamos acostumbrados a las curvas de derechas que predominan en la mayoría de trazados", explica Nico Rosberg. Las autoridades paulistas han querido salir al paso de las críticas. Algunos pilotos bromeaban comparándolo al de un circuito de motocross. Ya no será así porque, según el alcalde de São Paulo, el autódromo ha sido repavimentado justo a tiempo. "En tiempo de descuento", según sus propias palabras. Mark Webber considera que, más que la exigencia física, lo peor es la propensión a las incidencias. El piloto de Red Bull fue quien sufrió el terrible accidente en el que se vio involucrado Alonso en 2003.

Las curvas clave, según Rosberg, son las dos primeras, donde el trazado desciende de forma abrupta, y la última. "La velocidad de salida de ella te puede permitir adelantar si el piloto que te precede comete un error", concluye el piloto de Williams. "Lo principal será disponer de una suspensión que nos permita atacar sin que sea demasiado incómodo. Hay algunos grandes virajes que deben ser atacados con fuerza y todas las variaciones de altura hacen que sea una pista interesante para los pilotos", asegura Alonso.

El circuito es precioso, pero la razón de más peso por la que se mantiene en el calendario la brinda el presidente de la Federación Internacional, Max Mosley: "Sé que es un circuito malo, pero es el único que tenemos en Suramérica". Kimi Raikkonen, que tendrá que forzar al máximo si desea explotar hasta las últimas consecuencias la posibilidad de proclamarse campeón, recuerda que "siempre he disputado carreras dramáticas en Brasil. Supongo que la pista anima a carreras excitantes".

Otro factor a tener en cuenta es que en esta época del año no es extraño que se desencadenen tormentas tropicales sobre un asfalto que se convierte en una pista de patinaje. Las lluvias caídas el pasado fin de semana han sido un buen test para su drenaje, máxime cuando las últimas predicciones no descartan del todo que llueva. Eso fue lo que sucedió en 2003, cuando los coches calzaban neumáticos intermedios. Webber se estrelló en la vuelta 53. En aquel momento, Alonso negociaba una curva de izquierdas a 270 kilómetros por hora y se encontró de sopetón con una de las ruedas del Jaguar.

"Se ha exagerado mucho con Hamilton", dice Vallés

Adrián Vallés, probador español de Spyker, aseguró que no esperaba que Hamilton, con quien coincidió en el karting y en GP2, estuviera "tan bien" este año. "Lo conozco mucho y tampoco me sabría mal que ganara porque es mi amigo, pero siempre quieres que gane un español. Lewis es un chaval muy majo y agradable, cuando hablas con él te das cuenta de que se ha exagerado mucho con todo lo que se está diciendo sobre él".

Alonso es el favorito para Briatore

El patrón de Renault, Flavio Briatore, recibió ayer en el box de Renault a Anthony Hamilton, padre de Lewis, con quien estuvo hablando durante varios minutos antes de los entrenamientos de hoy. Para Briatore, Alonso, con quien fue campeón en 2005 y 2006, es el favorito al título "por su experiencia".

Pantallas gigantes en Oviedo y Madrid

Cientos de aficionados comenzaron a viajar ayer a Brasil para presenciar en directo la carrera del domingo. La prueba, que comienza a las 19.00, podrá seguirse en pantallas gigantes en el Auditorio Príncipe Felipe y la plaza de América, de Oviedo, y en el Palacio de Deportes de Madrid.

Un 10% de opciones de lluvia el domingo

Como en las dos últimas carreras, los pilotos mirarán también el domingo al cielo. El parte meteorológico anuncia ligeras lluvias para hoy, primer día de entrenamientos, y cielos nublados y temperaturas alrededor de los 27 grados para el sábado y el domingo. La posibilidad de lluvias el día de la carrera es del 10%.

Ralf Schumacher se despide de Toyota

Después de tres temporadas, Ralf Schumacher se despide de la escudería Toyota en Brasil. "Ha llegado el fin de este ciclo, en el que he disfrutado mucho, y espero despedirme aquí con una buena nota. Me hubiera gustado tener mejores resultados, pero ha sido una temporada muy dura para mí y para mi equipo". El alemán es decimosexto del Mundial con sólo cinco puntos, y su mejor clasificación fue un sexto puesto en Hungría. En seis carreras se retiró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de octubre de 2007