Los adolescentes no ven en Internet riesgos ni merma de sus relaciones

El control de los padres es escaso y se centra en el tiempo de consumo, según un estudio

El uso de Internet, según los adolescentes españoles, no deteriora sus relaciones con sus amigos ni con su familia e influye poco en otras actividades, según un estudio cualitativo realizado por dos profesores de la Universidad del Paías Vasco. El trabajo revela que los jóvenes creen que pueden controlar los riesgos que supone la Red y que el control paterno -que consideran escaso e ineficaz- se centra más en el tiempo que están ante el ordenador que en los contenidos o las relaciones que propicia Internet.

Más información

La investigación Cómo usan Internet los jóvenes: Hábitos, riesgos y control paternal, realizado en España por los profesores de la UPV Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia, forma parte del proyecto de la Unión Europea EUKids Online. El estudio se ha realizado a partir de grupos de discusión de 8 jóvenes usuarios habituales de entre 12 y 17 años, en seis capitales: Bilbao, Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y A Coruña.

Pese a que dedican una media de entre una hora y dos diarias a navegar, ello no limita su vida social y familia y, afirmó Garitaonandia, puede incluso reforzarla. Servicios de mensajería instantánea como el Messenger propician un contacto permanente con los amigos y son un importante elemento de integración. "Si no tienes el Messenger estás out", afirma una de las encuestadas. Este programa es el producto on-line más utilizado por todos los adolescentes, seguido por los videojuegos, las descargas de música y películas con Emule, y de vídeos desde Youtube. No compran productos on-line porque les produce desconfianza.

En cuanto a la familia, ayudarse mutuamente en el manejo de Internet favorece las relaciones. Un efecto negativo es que "a más consumo de Internet, menos de televisión", por lo que los adolescentes ya no se reúnen con la familia frente al televisor. Aunque reconocen que reducen las horas de estudio y de sueño para navegar, creen que si no tuvieran Internet dedicarían ese tiempo a la televisión.

El escaso control que ejercen los padres se centra en limitar el tiempo de uso y se interesan menos por los contenidos o las relaciones que entablan sus hijos. A los jóvenes les molesta que les "fisguen", se creen "mayores para saber dónde deben o no deben entrar" y su mayor alfabetización digital les permite eludir el control, concluyó Garitaonandia.

Los autores del estudio consideran que los jóvenes no hacen un buen uso de la Red para las tareas escolares, ya que recurren abusivamente al "'corto y pego' de los portales Wikipedia, Encarta y El Rincón del Vago".

El grupo español es uno de los veinte que participan en el proyecto europeo EuKids Online para determinar los riesgos que representa Internet para los adolescentes. Según Garitaonandia, las diferencias entre los jóvenes europeos son más acentuadas en cuanto el acceso a Internet que respecto a los hábitos de uso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 16 de octubre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50