Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Domingo: El gran reportaje

El suplemento donde late la investigación y la opinión

Domingo también cambia de la mano del diseñador Óscar Mariné. Las nuevas páginas realzan el objeto de este suplemento, que no es otro que presentar al lector grandes reportajes bien escritos con la actualidad como principal vector.

Los temas variarán en función de la realidad: política española, internacional, economía, pero también asuntos candentes de cultura, de ecología o incluso de deportes.

Será el lugar en el que colocar el gran reportaje en estado puro, el fruto de la labor de un periodista o un grupo de periodistas sobre el terreno, entregados durante varios días (o semanas) a investigar y a empaparse sobre un asunto hasta ser capaces de presentarlo desde todas las facetas posibles. Todo apoyado con las mejores fotografías.

Gracias al diseño de Mariné, las páginas de este suplemento, que nació en 1986 ya con una voluntad de profundidad, ganan en claridad y en modernidad al desplegarse con una estética más depurada. "Son grandes reportajes con textos largos. Yo no estoy de acuerdo en eso de que a la gente no le gusta leer. A la gente no le gusta leer lo que no le interesa. Si es buen periodismo y bien escrito, pues claro que a la gente le gusta leer", asegura Mariné.

La segunda parte se seguirá dedicando a la opinión. Grandes firmas políticas del periódico -Javier Pradera, Soledad Gallego-Díaz, Joaquín Estefanía, Josep Ramoneda o Santos Juliá- seguirán apareciendo en su lugar habitual.

Novedades: el dibujante El Roto gana tamaño. Y tendrá un nuevo vecino del mundo de las viñetas que diseccionan incisivamente la realidad más cercana: José María Pérez Peridis, que publicará su tira en color. Además, el suplemento traerá nuevas firmas que, junto a la escritora Elvira Lindo, analizarán, con humor, ironía y distancia, la actualidad de la semana.

La página que flota

ÓSCAR MARINÉ ha ideado para este renovado suplemento un diseño más claro y más abierto. "He buscado ideas en el periodismo más moderno", señala. Todo ello encaminado a facilitar una lectura de fin de semana, cuando "se dispone del tiempo y del sosiego necesarios para meterse en un gran reportaje o en una gran historia. He procurado que el lector tenga más confort y más comodidad a la hora de acercarse al texto".

Para alcanzar ese objetivo ha eliminado todo lo prescindible: "Todas esas líneas que ayudaban a identificar apartados y que ya no son necesarias. Ahora ya sólo con la tipografía se consigue la diferenciación. De esta manera, la página flota".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de octubre de 2007

Más información