Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tráfico despliega a 8.300 agentes en el puente del Pilar para evitar otro repunte de muertes

El PP denuncia que ha bajado la vigilancia y Rubalcaba replica que este año hay menos fallecidos

La intensidad del tráfico previsto para el puente que arranca esta tarde, con 5.100.000 desplazamientos, no es comparable a la de operaciones como la del último Primero de Mayo, que sacó a más de ocho millones de familias a la carretera. Pero las armas con las que la Dirección General de Tráfico (DGT) aspira a reducir las 54 muertes del año pasado son las mismas: 8.350 agentes y 18 helicópteros de vigilancia. Tras dos meses que han roto la tendencia positiva de siniestralidad que se arrastraba desde que se instauró el carné por puntos, la seguridad vial volvió a enfrentar ayer a Gobierno y PP en el Senado.

Con toda la plantilla de la Agrupación de Tráfico en las carreteras, más 400 funcionarios controlando las incidencias a través de 990 cámaras de televisión, la DGT tratará de aliviar los inevitables atascos, que afectarán sobre todo a las salidas de las grandes ciudades y a las zonas turísticas, con la instalación de 500 kilómetros de carriles adicionales.

El puente del Pilar de 2006 duró cinco días, uno más que este año, y se cerró con 54 muertos y 108 heridos. En los años anteriores, cuando aún no se había puesto en marcha el carné por puntos, hubo más fallecidos: 68 en 2004 y 72 en 2005.

La polémica por el repunte de la siniestralidad registrado en agosto y septiembre se trasladó ayer al Senado. El popular Ignacio Cosidó calificó de "increíble" que el Gobierno haya reducido la inversión presupuestaria para eliminación de tramos peligrosos, de 37 millones de euros en 2006 a 23 este año. Cosidó, además, criticó el recorte de 1.000 patrullas de la Guardia Civil de tráfico mientras se ha "multiplicado por dos las patrullas camufladas, que van a la caza y captura del conductor". El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, le respondió exhibiendo los datos acumulados de lo que va de año, con 2.170 fallecidos, "un 7,8% menos que en 2006 y un 16% menos que en 2005".

Ayer, los cuatro ocupantes de un Land Rover Discovery murieron al salirse de la calzada y precipitarse por un terraplén de 11 metros en la autovía A-6, a la altura de Martín Muñoz de la Dehesa (Segovia). La investigación baraja como hipótesis que el conductor circulara con somnolencia o que tuviera un descuido. El accidente se produjo al filo de las 14.30, cuando el todoterreno se salió en una curva a la izquierda, rompió la barrera de protección y cayó por el desnivel. Los fallecidos son J. M. S. R., de 55 años, su esposa, D. O. C., de 54 años, un sobrino del matrimonio, I. A. R., de 23 años, y un niño de cinco años, nieto de la pareja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de octubre de 2007