Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

1.500 personas piden en Vic medidas de apoyo para los enfermos mentales

Unas 1.500 personas se congregaron ayer en el recinto ferial El Sucre de Vic (Osona) con motivo del

Día Mundial de la Salud Mental, cuya celebración consistió en una gran fiesta lúdica en la que se pidió a la sociedad que "dé la mano a la salud mental".

Un almuerzo popular dio paso a una actuación de los Sagals d'Osona, a una batucada a cargo del grupo Brincadeira y a una representación artística de los usuarios de los Servicios de Salud Mental del Consorcio Hospitalario de Vic y de la Fundación Centro Médico Psicopedagógico de Osona. Los actos estuvieron presididos por las consejeras de Salud y de Acción Social y Ciudadanía, Marina Geli y Carme Capdevila, respectivamente, y por el alcalde de Vic, Josep Maria Vila d'Abadal.

Xavier Trabado, presidente de la Federación Catalana de Asociaciones de Familiares y Personas con Problemas de Salud Mental (Fecafamm), una de la entidades organizadoras junto con la Asociación de Familiares de Enfermos Mentales de Osona (Afmo), se mostró "optimista" por los avances del último año en el campo de la salud mental: se han puesto en marcha el Plan Director de la Salud Mental y Adicciones, la Ley de Dependencia y la nueva Ley de Servicios Sociales.

Sin embargo, consideró que estas nuevas herramientas ayudarán a las personas con trastornos mentales y a sus familias "siempre y cuando se concreten y se disponga de los recursos económicos y humanos necesarios".

El presidente de la Fecafamm también declaró: "Necesitamos que la sociedad ayude a los enfermos en su integración social y laboral", y destacó que el movimiento de familias y personas con problemas de salud mental "hace un gran esfuerzo" para "hacerse visible en una sociedad que parece empeñada en ignorar esta realidad".

Apoyo a las familias

Trabado se mostró decepcionado por no tener aún el Plan Integral de Salud Mental. La consejera Capdevila explicó que este plan se está impulsando de forma transversal y señaló que hace hincapié en los programas de apoyo a familias. También recordó que mañana se firmará el Pacto de la Vivienda, en el que "destacan las acciones vinculadas al riesgo de exclusión social".

Precisamente, Ramon Viñas, presidente de la Asociación de Familiares de Enfermos Mentales de Osona (AFMMO), la otra entidad organizadora, afirmó que en la comarca de Osona "faltan residencias y pisos tutelados" para esta clase de enfermos.

Actualmente, se estima que un 3% de la población catalana padece un trastorno mental y que una de cuatro lo padecerá a lo largo de su vida. En 2006, 200.000 personas acudieron a la red pública de servicios de salud mental. Una cifra que irá en aumento, según Marina Geli. "Las patologías graves no están creciendo, lo hacen las enfermedades ligadas a las adicciones y los trastornos de angustia y depresivos", explicó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de octubre de 2007