Un 'think tank' para articular la refundación del catalanismo

Artur Mas aseguró ayer en el consejo nacional de Convergència que la reestructuración orgánica del partido le permitirá dedicarse casi por completo a su propuesta de refundar el catalanismo, que concretará el próximo 20 de noviembre en una conferencia en el Palacio de Congresos de Barcelona. El objetivo de Mas es recuperar para CDC el papel que tuvo en tiempos de Jordi Pujol de aglutinador de diferentes sensibilidades catalanistas, que el ex presidente denominó pal de paller.

Ahora Mas lo ha bautizado como casa grande del catalanismo, pero el propósito es el mismo: ampliar su base electoral para recuperar la presidencia de la Generalitat en las próximas elecciones autonómicas. Ésta es su estrategia destinada al electorado. La destinada a la militancia, mucho más nacionalista, la ha querido solventar nombrando a Felip Puig número dos del partido.

Artur Mas ha creado una especie de think tank (grupo que diseña la estrategia del partido) para diseñar su propuesta de refundación del catalanismo, tan polifacético ideológicamente como lo es el votante de Convergència. En este sanedrín, dirigido por el ponente estatutario Francesc Homs, estarán representadas todas las familias convergentes y, sobre todo, los candidatos que en las últimas elecciones municipales obtuvieron excelentes resultados pese al declive electoral que sufrió la federación nacionalista.

En este grupo estarán dirigentes nacionalistas moderados como Xavier Trias, candidato a la alcaldía de Barcelona; Lluís Recoder, alcalde de Sant Cugat, y el ex consejero Antoni Fernández Teixidó; soberanistas pragmáticos como el concejal barcelonés Antoni Vives; representantes de las juventudes como Albert Batalla y Jordi Caminal, y los alcaldes de Tortosa y Figueres, Ferran Bel y Santi Vila, respectivamente.

Combatir la desafección

El consejo nacional de CDC (máximo órgano de decisión entre congresos) aprobó ayer un documento que plantea una serie de medidas para combatir la creciente abstención y la desafección del ciudadano con la política, mejorar la democracia interna del partido e introducir cambios en el sistema electoral.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Respecto a la refundación del catalanismo, el documento señala que si "CDC quiere continuar siendo el pal de paller o la casa grande del catalanismo, debe (...) garantizar que esta pluralidad interna influya en la orientación del partido. La fuerza de CDC no es que todos piensen acríticamente igual, sino que puedan mostrar al país su capacidad para aglutinar y poner de acuerdo a gente de sensibilidades diversas". Por este motivo, recomienda que se cumplan a rajatabla las resoluciones de los congresos del partido.

El informe propone incrementar la democracia interna del partido, eliminar en casos concretos la disciplina de voto de sus diputados, dar una imagen de pacto y de respeto al adversario, y dotar a sus cargos electos de un código deontológico.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS