Gallardón y Aguirre: pelea por el 2 de Mayo

Leguina y el alcalde de Aranjuez se alinean con el Gobierno regional para la efemérides

Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón no desperdician oportunidades para acuchillarse en lo político. La presidenta de la Comunidad de Madrid y el alcalde de la capital han abierto en los últimos días un nuevo frente en su rivalidad, que se sitúa ahora con vista a las celebraciones -el próximo año- del bicentenario del alzamiento popular del 2 de Mayo de 1808 contra las tropas napoleónicas.

En los últimos días, Gallardón ha difundido que presidirá una de las dos subcomisiones nacionales -creadas por el Gobierno central- para organizar los fastos y Aguirre ha pataleado por no estar en ninguna.

El alcalde hace esperar a la presidenta, pero aceptó la oferta del ministerio con rapidez

Más información

Para no perder protagonismo en el bicentenario, el Ejecutivo de Aguirre volvió a sacar ayer a relucir la fundación que ha creado para hacer sus festejos paralelos, Dos de Mayo, Nación y Libertad, creada el pasado agosto y cuyos estatutos se publicaron en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid el 4 de septiembre. La novedad eran los patronos. Y fue ahí donde el Gobierno regional le puso el rejón al alcalde.

El vicepresidente primero, Ignacio González, hizo público que el ex presidente socialista Joaquín Leguina y los alcaldes de Móstoles, Esteban Parro (PP), y Aranjuez, Jesús Dionisio (PSOE), han aceptado la propuesta de Aguirre de ser patronos de la fundación, junto a la mitad del Ejecutivo regional. También dijo que la oferta se había extendido al alcalde de la capital, que aún no ha contestado si estará. Es decir, la Comunidad de Madrid ha puesto en el tejado de Gallardón el papelón de decidir si ambas instituciones son compatibles y, en el caso de que rechace estar en la regional, ser él quien le hace el feo a Aguirre, y no al revés.

Pero Gallardón no tardó mucho en devolvérsela a la presidenta. La ocasión la tuvo en el pleno de la Asamblea de Madrid. Los diputados cambiaron el orden del día para hacer una declaración institucional, a propuesta de los socialistas, de apoyo a la candidatura de Madrid 2016. El regidor acudió a la Cámara, recibió con sonrisas los aplausos de los parlamentarios y se marchó a los pasillos donde había convocado a los medios de comunicación justo en el momento en que las portavoces parlamentarias comenzaban la sesión de control al Gobierno. Un detalle bastante feo para la Asamblea, pero dirigido a Aguirre. Ante las cámaras, explicó que aún estudia si será patrono de la fundación y que, para ello, antes debe conocer los estatutos.

Gallardón ha debido de escuchar las críticas de la oposición, PSOE e IU, que aseguraron en la Asamblea que la fundación es un instrumento de Aguirre para sortear los controles para la contratación de la Administración regional. Pero mientras el alcalde hace esperar a la presidenta, no tardó ni dos días en aceptar la presidencia de la subcomisión estatal que organizará la conmemoración en Madrid, creada bajo los auspicios del Ministerio de Cultura. Y eso que todavía no se conoce quiénes la formarán ni su reglamento interno.

Ruiz-Gallardón, en la Asamblea cuando se apoyó el proyecto olímpico Madrid 2016.
Ruiz-Gallardón, en la Asamblea cuando se apoyó el proyecto olímpico Madrid 2016.G. LEJARCEGI

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 04 de octubre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50