Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Libertad para el conductor del accidente en el que murieron dos chicas de 15 años

La titular del juzgado de instrucción de Sarria (Lugo) dejó ayer en libertad con cargos al conductor de 19 años, R.L.G. vecino de Láncara, que en la madrugada del pasado domingo sufrió un accidente en el que perdieron la vida dos menores de 15 años. Durante la declaración, el chico se derrumbó y echó a llorar cuando explicó que intentaba activar el aire acondicionado para desempañar el parabrisas del vehículo cuando sucedió el siniestro.

El joven llegó al juzgado visiblemente afectado junto a sus padres y a un vecino. Un collarín era la única señal visible del accidente en el que, además de las víctimas mortales, también resultados heridas otras tres personas de 16, 17 y 18 años, una de las cuales permanece estable dentro de la gravedad.

Ante la jueza, el conductor no pudo precisar con exactitud la velocidad a la que circulaba pero sí hizo constar, a falta de lo que determine el informe técnico, que probablemente,no superaba los 80 kilómetros por hora cuando perdió el control del vehículo al iniciar el trazado de una curva ascendente en las inmediaciones de la localidad de Sarria, en una zona conocida como Ponte Vello.

Lo que sí confirmó es que instantes antes del impacto se había empañado el parabrisas, por lo que intentó ganar visibilidad. "Traté de poner el aire acondicionado y ya noté el impacto", declaró. De momento no se ha personado ninguna acusación particular ni tampoco compareció ningún representante del ministerio fiscal, con lo que la única medida cautelar se limita a la retirada del permiso de conducir.

El chico tendrá que responder de la supuesta autoría de dos homicidios involuntarios, un delito contra la seguridad del tráfico y tres delitos de lesiones. Admitió que había estado en un botellón, pero hizo hincapié en que no bebe alcohol habitualmente y que en esa noche no había tomado ni dos copas aunque las pruebas de alcoholemia arrojaron un resultado positivo de 0,37 y 0,38 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de octubre de 2007