Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"No te quejes, que estás fuerte"

"No te quejes, que estás fuerte. No pretenderías que te pegaran flojo". El preso P. C. V. recuerda esta frase de un médico de la cárcel de Brians, a la que llegó la madrugada del 1 de mayo de 2004 procedente de Quatre Camins. Según su relato, se le hizo pasar hasta ocho veces para molerlo a palos por el pasillo que formaron los funcionarios de este centro hasta llegar al furgón policial que estaba fuera.

P. C. V. ha declarado también a la juez que los funcionarios le cogieron la cabeza y se la golpearon contra el canto de una esquina. El relato de G. A. V., otro denunciante, resulta desgarrador. Según su versión, fue sacado de la celda, esposado e inmovilizado con una porra. También pasó por el pasillo de funcionarios y soportó todo tipo de golpes. Uno le provocó una brecha en la cabeza.

Algunos funcionarios de prisiones explicaron tras los hechos que el motín y la agresión sólo fue una respuesta cruel de un grupo de presos muy violentos ante la decidida voluntad del subdirector herido, Manuel Tallón, de combatir el tráfico de drogas en la cárcel y acabar con las supuestas mafias. Tallón había sido denunciado en diversas ocasiones por exceso de rigor, pero siempre fue exculpado. En el motín resultó herido otro funcionario, al que los presos ataron desnudo a una silla y propinaron golpes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de octubre de 2007