Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alza del precio del petróleo empuja la inflación a su máximo anual en septiembre

El índice adelantado del INE prevé una subida del 2,7%, cinco décimas más que en agosto

La inflación pasará de su punto más bajo en 2007 a su máximo anual en sólo un mes. Un brusco cambio de rumbo impulsado, tal y como habían previsto el Gobierno y los analistas, por el incremento de la factura energética. El índice adelantado del INE, publicado ayer, apunta que los precios crecerán en septiembre un 2,7%, una tasa anual que supera en cinco décimas el registro de agosto. El repunte de la inflación se extiende a toda la zona euro, pese a que la fortaleza de la moneda única, que ayer se cambiaba a 1,42 dólares, amortigua el impacto de la subida del petróleo, también en niveles récord.

Todos los análisis económicos vaticinaban que la dispar evolución del petróleo marcaría el paso de la inflación. En 2006, el precio del barril de brent experimentó una constante escalada en el primer semestre que culminó a mediados de agosto en un registro récord de 78,60 dólares. El IPC rondó en esos meses tasas del 4% anual. A partir de entonces, el precio comenzó a caer de forma igual de vertiginosa, hasta los 52 dólares a principios de 2007. Y el reflejo en la inflación fue igual de acusado, con una tasa del 2,4% en enero pasado.

En lo que va de año, la inflación se había beneficiado de que los precios del petróleo, aunque recuperaban terreno, se mantenían siempre por debajo de los elevados niveles de 2006. El IPC de julio y agosto marcó el mínimo de la legislatura, con un incremento anual del 2,2%. Pero la ventajosa comparación con los datos del año pasado en el sector energético se acabó ya en la segunda mitad de agosto.

La fortaleza del euro, con un cambio con el dólar aún más favorable que el año pasado, ha aplazado a septiembre el impacto de la subida del petróleo en la inflación. De hecho, el precio del barril de brent aún no ha superado su récord de 2006 si se mide en euros (61,12 en julio del año pasado), aunque los valores en euros del petróleo sí están ya este mes notablemente por encima de los de septiembre de 2006.

La intensidad del repunte en la inflación no ha cogido de improviso a los expertos. "Nuestra estimación es que la subida en septiembre iba a ser aún mayor", indica César Castro, analista del Instituto Flores de Lemus. El investigador de este centro de estudios adscrito a la Universidad Carlos III de Madrid apunta que los precios del petróleo se mantendrán en "niveles altos" durante lo que queda del año y que eso llevará a una mayor inflación.

"La mayor incógnita está en lo que ocurrirá con los precios de los alimentos, no hay datos claros que confirmen si las subidas anunciadas se mantienen", indica Castro. En cualquier caso, el peso del pan o de la leche en la cesta de la compra es mucho menor que el del petróleo, que tiene un reflejo directo en los carburantes y un efecto indirecto en todos los sectores.

El precio del barril de brent alcanzó ayer un nuevo récord histórico, al superar los 81 dólares a mitad de la sesión, aunque su valor en el mercado de Londres bajó luego a los 79,63 dólares. "Los contratos de futuro a corto plazo apuntan a tensiones en el mercado y precios altos, aunque a medio y largo plazo se está apostando a un descenso de precios", explica Álvaro Mazarrosa, director general de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos.

El incremento de la demanda, impulsada por las economías emergentes como India y China, y la ajustada oferta de la OPEP, que quiere evitar que los inventarios de los países occidentales alcancen los niveles de 2006, son algunas de las razones de la evolución del petróleo. Pero Mazarrosa también cree que los productores compensan con estas subidas la depreciación del dólar frente al euro y que los fondos de inversión "se refugian" en las materias primas ante la incertidumbre de los mercados financieros.

El repunte de la inflación se deja notar también en la zona euro. Según el índice adelantado publicado ayer por Bruselas, el nivel de precios habría pasado del 1,7% de agosto al 2,1% en septiembre, un dato que puede alentar al Banco Central Europeo a subir los tipos de interés la próxima semana.

LA EVOLUCIÓN DE LOS PRECIOS

El euro, que se cambió a 1,42 dólares, y el barril de 'brent', que superó los 81 dólares, volvieron a batir récord

La fortaleza del euro amortigua el impacto del incremento de la factura energética en la inflación

Los precios en la zona euro repuntan al 2,1%, el mayor nivel desde agosto de 2006

El alza de precios puede alentar al Banco Central Europeo a subir los tipos de interés en octubre

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de septiembre de 2007

Más información