Explota un artefacto casero en Mugardos a 600 metros de Reganosa

La policía desvincula la acción de las protestas vecinales y apunta a indepedentistas

Un ingenio explosivo de fabricación aparentemente casera y compuesto, probablemente, de pólvora, estalló la pasada madrugada en el interior de un contenedor de vidrio en el lugar de Os Novás, en la parroquia de Mehá, a 600 metros de la instalación de Reganosa en Mugardos. El artefacto es similar a los colocados en diversos lugares de Galicia en los días previos a las elecciones municipales de mayo, cuya autoría se atribuye a grupos independentistas.

La explosión se produjo alrededor de las 3.10 horas de la pasada madrugada dentro de un colector de vidrio situado en una zona conocida como A Pedreira, a un lado de la carretera que enlaza los municipios de Fene y Mugardos, al sur de la ría ferrolana. Aunque de baja potencia, el artefacto fue depositado en el interior de un colector de cristales y al explosionar lanzó pedazos de plástico y fragmentos de cristales a más de 50 metros de distancia. El impacto de la onda expansiva alcanzó dos viviendas próximas originando varios desperfectos materiales en cristales, puertas y fachadas.

Según el relato de algunos vecinos, en una de las casas de Mehá incluso llegó a desprenderse la esquina de una cornisa que se precipitó al suelo. El propietario de la vivienda más próxima al punto de la explosión, José Antonio Castro, "aún con el susto en el cuerpo", relató que se despertó sobresaltado de madrugada en la vivienda en la que dormía junto a su mujer y otras dos personas, con un gran estruendo parecido "al de un trueno". Asegura que al salir de la vivienda, sólo unos minutos después de la explosión, vio una "gran humareda blanca" que desprendía un fuerte olor "como a pólvora".

Efectivos de la Guardia Civil y una unidad especializada en explosivos trabajaron en la zona para investigar la autoría del suceso, que generó confusión, dudas y temores entre los vecinos de esta parroquia que desde hace dos meses y dos días permanecen encerrados en el Ayuntamiento para protestar por la proximidad de Reganosa a sus viviendas. "Estamos doblemente alarmados" aseguró Luz Marina Torrente, presidenta de la asociación de vecinos de Mehá. "Primero nos ponen ahí Reganosa, y ahora esto. ¡Queremos que nos expliquen qué fue!, si una gamberrada o un acto terrorista". El alcalde de Mugardos, el nacionalista Xosé Fernández Barcia, calificó el hecho de "gamberrada" y pidió a los vecinos de Mehá que abandonen el encierro que mantienen desde el pasado 23 de julio como "gesto de buena voluntad y rechazo a la violencia". Mientras, los miembros del Comité Cuidadano de Emergencia, colectivo que se opone desde el 2001 a la ubicación de Reganosa en la ría, defendieron su lucha "cívica y pacífica" contra la planta de gas y negaron cualquier relación con el incidente.

La policía encamina su investigación hacia una posible relación con hechos parecidos protagonizados el año pasado por grupos independentistas que atentaron contra, entre otras instalaciones, un cajero en Santiago. "Hay ciertas similitudes con anteriores atentados cometidos en Galicia", confirmó el delegado del Gobierno en Galicia, Manuel Ameijeiras. Una de ellas es la "potencia limitada" del artefacto, fabricado con "pólvora de feria", indicó. Ameijeiras hizo hincapié en su convencimiento de que si bien el atentado está probablemente relacionado con la oposición social a la planta de gas de Reganosa en Mugardos, no es una acción de la plataforma vecinal que lidera la protesta. "Hay gente que quiere crear confusión y mezclar las reivindicaciones legítimas de los ciudadanos con actos como éste que rayan el terrorismo", subrayó el portavoz del Ejecutivo, informa Paola Obelleiro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 25 de septiembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50