Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos de los soldados heridos sufren amputaciones

Los médicos que atienden a los heridos en el atentado talibán del lunes en Afganistán han tenido que amputar la pierna izquierda al caballero legionario paracaidista Rubén López García, de 19 años, y el pie izquierdo a su compañero Julio Alonso Sanjuán, de 20, como consecuencia de las graves heridas sufridas en el ataque.

Los otros cuatro soldados heridos fueron dados de alta ayer en el hospital que el contingente español tiene en Herat. Son David Ospina, natural de Colombia, de 19 años, Carlos Arbelaez, de 26, también de origen colombiano, Óscar Bertomeo (21) y el sargento Carlos Sotos (25). Ospina y Bertomeo han decidido dar por concluida la misión y regresaron la pasada madrugada a Madrid con los cuerpos de sus compañeros fallecidos, Germán Pérez y Stanley Mera. Arbelaez y Sotos han decidido permanecer en la misión en Afganistán hasta la próxima rotación, en noviembre.

Los Reyes presidirán hoy el funeral por los dos soldados muertos en la sede de la Brigada Paracaidista en Paracuellos. Ambos reciben hoy a título póstumo la medalla al mérito militar con distintivo rojo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de septiembre de 2007