Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fútbol | Quinta jornada de Liga

Mediapro y La Sexta impiden ver un partido de interés general

La productora catalana y la cadena se niegan a retransmitir en abierto el Sevilla-Espanyol

La Sexta no quiso ayer emitir en abierto el Sevilla-Espanyol, un partido que Audiovisual Sport (AVS), titular de los derechos de todos los clubes esta temporada, había ofrecido a esta cadena y a todas las autonómicas que emiten en esta modalidad. Las cámaras de Mediapro, máxima accionista de esta cadena, fueron las únicas que accedieron al estadio del Sevilla, pero la productora catalana sólo produjo la señal para retransmitir el partido a través de su emisión internacional, impidiendo que se difundiera en abierto. Esta actuación, según AVS, incumple la Ley de Emisiones y Retransmisiones Deportivas, también denominada Ley de Interés General.

Mediapro y La Sexta reinciden en su incumplimiento del acuerdo firmado en julio de 2006 para la explotación pacífica de los derechos del fútbol, lo que, según AVS, y "con el consentimiento de la Liga de Fútbol Profesional", está causando "un grave perjuicio a todo el mundo del fútbol, clubes y espectadores".

La Sexta, por su parte, no sólo ha impedido la retransmisión en abierto del partido que se le ofreció para esta jornada de Liga, sino que también ha anunciado que retransmitirá el encuentro que enfrentará mañana al Real Madrid y al Betis. Esto supondría un nuevo pirateo de una señal cuya propiedad pertenece a AVS.

Esta compañía enviará sus cámaras al estadio del Madrid, el Santiago Bernabéu, para emitir el partido en la modalidad de pago por visión, como ha venido anunciando. Sin embargo, no se descarta que el club blanco también permita la entrada a las cámaras de Mediapro, lo que permitiría que la señal fuera también entregada a La Sexta, y ésta, una vez más, pirateara el partido.

AVS mantiene suspendida la señal a Mediapro y adoptará todos los medios legales a su alcance para hacer frente a lo que considera "un reiterado incumplimiento contractual" y al pirateo de los partidos durante las últimas semanas. Las deudas que Mediapro tiene contraídas con AVS ascienden a 70 millones de euros por esa vulneración contractual. Eso sin contar los daños y perjuicios que le reclama por la emisión ilegal de los partidos sin aportar los derechos de los clubes de los que se apropió ilegalmente.

Sanciones al Racing

Por otro lado, Mediapro envió ayer un fax al Racing de Santander en el que le anuncia que su "actitud incumplidora" será castigada con la aplicación de una serie de sanciones económicas que ascienden a 2,5 millones de euros. Para la productora catalana, el hecho de que el club cántabro le negara la entrada de sus cámaras a su estadio en dos partidos -el Racing-Barcelona y el Racing-Levante- y facilitara el trabajo a otros operadores, supone la vulneración de un supuesto contrato y le comunica que, si persiste en su actuación, "la suma se incrementará en las próximas jornadas"

Los derechos audiovisuales del club cántabro están cedidos a AVS en virtud del acuerdo que se firmó el 24 de julio de 2006, como lo demuestra una comunicación que la propia productora envió un mes más tarde al Racing, al Zaragoza y al Athletic, en el que se les informaba, de forma explícita, de que sus derechos habían sido cedidos para la Liga y la Copa. Un acuerdo que Mediapro incumplió inmediatamente después de suscribirlo, cuando empezó a negociar los derechos con los clubes a espaldas de AVS y en su nombre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de septiembre de 2007