Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llanera negocia las condiciones de un crédito con Lehman Brothers

El grupo inmobiliario valenciano Llanera confirmó ayer la existencia de negociaciones con el banco de inversión Lehman Brothers, uno de sus principales acreedores, acerca de la devolución de un crédito de 150 millones de euros. La empresa inmobiliaria negó que estuviera al borde de la suspensión de pagos.

"La semana pasada, tuvimos un problema de liquidez puntual pero lo estamos resolviendo", declaró a Reuters Fernando Gallego, consejero delegado de la compañía. "Dejamos unos impagos por dos millones pero estos días estamos restituyendo el cobro a todos nuestros proveedores", añadió.

La semana pasada, varios medios nacionales e internacionales afirmaron que Llanera podría convertirse en la primera víctima en España de la crisis crediticia que sacude todo el mundo a raíz de los problemas que atraviesan algunas entidades estadounidenses que concedieron generosas hipotecas sin las garantías adecuadas.

"Hemos sido una víctima mediática", dijo Gallego, para agregar que las especulaciones difundidas por los medios en torno a la situación financiera de la empresa causaban revuelo entre sus acreedores.

"Lehman es uno de nuestros principales acreedores y está preocupado por las noticias. Estamos negociando con ellos", añadió.

Lehman Brothers financió la compra de parte de los terrenos de la antigua empresa Regadíos y Energía de Valencia (Reva), en el término municipal de Riba-roja del Turia, que constituyen una de las principales bolsas de suelo de la empresa inmobiliaria.

Otros acreedores

Otros de los principales acreedores de Llanera son las cajas de ahorro Bancaja y Caja del Mediterráneo. Ninguna de las dos entidades financieras quiso hacer comentarios sobre la solvencia de su cliente, cuya deuda asciende a unos 300 millones de euros, según las cuentas que presentó la empresa a finales de 2006.

Gallego reconoció que la situación del mercado inmobiliario vacacional, su principal negocio, era "muy, muy difícil" debido al actual parón de las ventas aunque señaló que la compañía disponía de activos -sobre todo solares- y proyectos interesantes para "tener una buena salida".

La compañía, que firmó en los últimos años contratos de patrocinio en el Reino Unido -su principal mercado en el extranjero- con el Charlton Athletic Football Club y el club de rugby London Irish ha comenzado a reducir plantilla y Gallego no descartó nuevas medidas en caso de continuar el descenso del negocio.

Llanera emitió ayer un comunicado que atribuye exclusivamente a Fernando Gallego, hijo del fundador y consejero delegado, la autoridad para expresar opiniones o comentarios acerca de la situación real de la inmobiliaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de septiembre de 2007