Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los políticos dan la espalda a la fiesta de la ciudad de El Pocero

Seseña no garantiza el agua a 3.000 viviendas en construcción en la macrourbanización

La ostentosa fiesta que Francisco Hernando, Paco el Pocero, ha preparado para hoy en Seseña, en homenaje "a todos aquellos que han confiado en su buen hacer y han soportado este calvario", según su hijo, no contará con el apoyo de ningún representante de la Junta de Castilla-La Mancha ni con la práctica totalidad de la corporación municipal. Mientras tanto, el ayuntamiento sigue sin garantizar el suministro de agua a más de 3.000 viviendas en construcción.

Todo lo que rodea a El Pocero es macro. Desde sus jornadas laborales, "de sol a sol", según su hijo, hasta la ya archifamosa urbanización de 13.506 viviendas que levanta en Seseña, pasando por su no menos conocido yate. Sólo le faltaba montar una fiesta. No cualquiera. Una macrofiesta. Como la que se celebrará hoy en el polémico residencial que lleva su nombre y que prevé reunir a 8.000 personas, según Onde 2000, la empresa del constructor, organizadora del evento.

Entre tanta gente no está previsto ver a ningún representante de la Junta de Castilla-La Mancha, que alegan tener "otros compromisos". Además, de los 17 concejales de Seseña, sólo María de la Soledad Vozmediano, del UCIT, el partido creado para las elecciones municipales del pasado mayo, y que siempre ha estado bajo sospecha de estar auspiciado por El Pocero, acudirá al acto. Een su opinión, lo cortes no quita lo valiente: "El señor Hernando nos ha invitado como cargos públicos que somos, así que es nuestro deber asistir", aseguró ayer la edil.

Desde que el pasado martes El Pocero anunció el acto, el teléfono del alcalde de Seseña, Manuel Fuentes, de IU, no ha parado de sonar. La pregunta siempre es la misma: ¿Va a ir a la fiesta? La respuesta, la obvia: "Cómo voy a ir a un acto que organiza un señor que se ha querellado cinco veces contra mí". El hijo del constructor, Francisco Hernando junior, lo ve de otra manera: "Que tengamos diferencias administrativas o alguna que otra polémica no creo que sea motivo suficiente para perder la educación y no acudir al evento".

Por mucho que su hijo intente obviarlo, la polémica que rodea al residencial de Seseña es tan grande como la figura de El Pocero. De las 13.506 viviendas, sólo 2.000 tienen licencia de primera ocupación, con todos los suministros necesarios para vivir. Hay 3.000 más en construcción, pero Manuel Fuentes asegura que no garantiza los servicios mínimos, lo cual, como era de esperar, es negado por la empresa, que lo achaca a que el alcalde no quiere aceptar que la urbanización va para adelante: "La realidad se va comiendo el mito; la gente ya está viendo que estas casas ni se van a derrumbar ni nada", se defendía el hijo de Hernando.

La empresa está también a la espera de recibir la licencia de construcción de las más de 8.000 viviendas restantes. Onde 2000 asegura y la Asociación de Vecinos están convencidos de que la culpa es del alcalde "que no quiere darlas por algo personal", mientras que éste argumenta que, entre otras cosas, hay una línea de tensión que pasa por mitad de la urbanización que lo impide. Una línea que Hernando, en principio, quiso soterrar y que se lo impidió Red Eléctrica.

Mientras se soluciona todo el embrollo, El Pocero ha decidido que ya va siendo hora de dar la bienvenida tanto a propietarios como a compradores, unos 3.000, que le han dado su voto de confianza. Estos, por su parte, le harán entrega de una placa para agradecerle "que lo haya dado todo para que este proyecto salga adelante", según la portavoz de los vecinos.

Los cantantes Andy y Lucas y Falete son los platos fuertes del evento. La duda seguía siendo si Hernando dará o no un discurso, Su hijo advierte: "Mi padre ha vuelto a salir a la palestra para darle un poco de vidilla al asunto y para intentar lavar la mala imagen que se le ha impuesto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de septiembre de 2007