Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Todos se quedaron en el fondo del mar"

El Gobierno difunde en Senegal un anuncio con imágenes de la tragedia de las pateras

Era la gente con la que jugaba al fútbol. Eran sus amigos. "Todos se quedaron en el fondo del mar", explica un joven subsahariano a la cámara. Y concluye: "Es muy triste, no lo puedo soportar". El chico baja la cabeza, y su imagen, en primer plano, deja paso a un balón que rueda por una playa sombría hasta llegar al mar.

Es parte del vídeo que ha elaborado el Gobierno español para difundirlo en las televisiones de Senegal con el objetivo de disuadir a los jóvenes africanos de embarcarse en una aventura que demasiadas veces termina en tragedia frente las costas españolas.

El anuncio, idea de la Secretaría de Estado de Inmigración que dirige Consuelo Rumí, termina con un mensaje del cantante Youssou N'Dour: "Miles de jóvenes han muerto. No arriesgues tu vida para nada. Eres el futuro de África".

"Miles de jóvenes han muerto. No arriesgues tu vida para nada. Eres el futuro de África"

Hay tres historias en vídeo para concienciar a los subsaharianos de los peligros de la inmigración irregular. En otro de los anuncios, habla una madre, Fatou, que perdió hace nueve meses a su hijo. "Se fue. No tenemos noticia. Aquí estoy, enferma. Mi única esperanza es mi hijo". Su imagen, también en primer plano, deja paso a la del cadáver de un chaval que reposa entre las rocas. "Después de Dios era mi única esperanza", dice Matar, un jubilado, en el otro vídeo. "Ahora no puedo continuar", añade. Otra imagen de un chico muerto, rescatado por agentes españoles, y el mensaje de Youssou N'Dour: "Tú eres el futuro de África".

El Gobierno español gastará un millón de euros para mantener estos mensajes en las televisiones de Senegal durante siete semanas. Se trata de una medida que complementa los esfuerzos de España por evitar la salida de pateras de los países subsaharianos con numerosos viajes a los gobiernos de esa zona y ayudas económicas para combatir la inmigración irregular desde los puntos desde los que parten las embarcaciones.

Rumí destacó ayer que en el último año han descendido un 60% las llegadas de pateras lo que demuestra "que la cooperación con los países subsaharianos está funcionando".

"Ahora", añadió, "damos paso a una nueva línea de sensibilización dirigida a la población senegalesa que se lleva a cabo desde la colaboración entre los gobiernos de ambos países".

El Gobierno ha elegido una campaña publicitaria que no evita las imágenes más duras de la inmigración irregular con el objetivo de convencer "a los potenciales clandestinos para que desistan de la posibilidad de ese terrible viaje", explicó Rumí.

A la vez, la secretaria de Estado de Inmigración explica que quieren "ganar la complicidad del conjunto de la sociedad senegalesa para que haya un rechazo, una auténtica marea social que plante cara a esta lacra que es la inmigración clandestina".

Rumí se reunió hace algunos meses con la presidenta de la asociación de madres y viudas de los cayucos. "Pude constatar la energía y determinación que tienen para luchar contra la inmigración clandestina. Aquel testimonio emocionante fue un acicate excepcional para seguir trabajando en la misma dirección".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de septiembre de 2007