Tráfico retirará los camiones averiados de la carretera en menos de una hora

Cada vez que un camión se atraviesa en la carretera, sea por accidente o por avería, la circulación queda interrumpida. Y los conductores, atrapados sin más remedio que esperar a que la grúa retire el vehículo. A menudo, el tiempo resulta excesivo y el corte de la vía provoca retenciones kilométricas. Para minimizar estos incidentes, el Servicio Catalán de Tráfico (SCT) y la Asociación Catalana de Empresas de Asistencia en Carretera (Acsa) han firmado un convenio que agilizará la retirada de vehículos de gran tonelaje.

A través del protocolo de colaboración, Tráfico garantiza la disponibilidad de grúas de arrastre las 24 horas del día. La novedad es que, a partir de ahora, éstas deberán presentarse en el lugar del incidente en un máximo "de entre 45 minutos y una hora". Tráfico se hará responsable de activar el servicio en tres supuestos: cuando se prevea una "gran afectación viaria", cuando falte asistencia privada o en los casos en que ésta tarde demasiado en llegar o sea incapaz de solucionar el problema. Se trata de una prueba piloto que durará hasta finales de año.

Al contrario de lo que ocurre con los turismos, la contratación de un seguro de camión no suele incluir la asistencia en carretera. Por eso ha habido casos en los que, tras un accidente, nadie -ni la compañía aseguradora ni el propio conductor- se ha querido hacer cargo de los gastos por retirar el vehículo.

Es el caso de un accidente que se produjo el pasado mes de mayo en la C-32, donde un camión obligó a cortar cinco horas la circulación. La causa: la aseguradora del camión se negó a prestar el servicio. A lo largo del verano se han reproducido los siniestros con camiones de por medio, especialmente en la autopista AP-7.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 18 de septiembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50