Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todos ascendidos, aunque sea en la reserva

La Ley de la Carrera Militar, que actualmente se tramita en el Senado, es taxativa: "El número máximo de coroneles será de 1.050". Las Fuerzas Armadas cuentan en la actualidad con 1.236 coroneles, por lo que sobrarían casi dos centenares.

Ése no es, sin embargo, el mayor problema. Quienes de verdad están preocupados son los tenientes coroneles y comandantes que ven drásticamente recortadas sus expectativas profesionales.

Los ejércitos tienen unos 2.800 tenientes coroneles y casi 4.500 comandantes.

Con la ley vigente, el ascenso a coronel se realiza por el sistema de selección, pero en la práctica aquel que no tenga una mancha en el expediente sabe que acabará llegando, tarde o temprano, a dicho empleo.

Con la nueva ley, el ascenso a coronel se realizará por elección, lo que permitirá mayor margen de discrecionalidad. Si a ello se suma la integración de las dos escalas -la superior y la de oficiales- y la limitación en el número máximo de efectivos, el resultado es un enorme cuello de botella.

Para paliar este problema, el Ministerio de Defensa se propone introducir una modificación en la Ley de la Carrera Militar en virtud de la cual todos los tenientes coroneles y comandantes que hubieran ascendido con la legislación vigente tendrán garantizado el ascenso en el futuro. Si no en activo, al menos en la reserva.

La condición que se les pondrá es que pasen a la reserva tras la entrada en vigor de la nueva ley, el 1 de enero de 2008; que pertenezcan a una escala en la que exista el empleo de coronel; que no tengan limitación legal para ascender; y que cumplan 10 años en su empleo, computando tanto el tiempo en activo como en reserva.

Estos beneficios (económicos y honoríficos) se aplicarán durante un periodo de transición que se prolongará hasta el 30 de junio de 2009. Cuando se supone que se habrá disuelto ya el atasco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de septiembre de 2007