Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marruecos sigue sin facilitar los votos obtenidos por cada partido

Más de una semana después de las elecciones legislativas en Marruecos, el Ministerio del Interior seguía ayer sin comunicar el número de votos obtenido por cada partido político en cada circunscripción y a escala nacional, y ni siquiera ha dado a conocer la abstención pormenorizada por ciudades o demarcaciones electorales.

Interior sí proporcionó, entre 48 y 50 horas después del cierre de las urnas, el viernes 7, el reparto de los 325 escaños de la Cámara de Representantes (Cámara baja). El conservador y nacionalista Istiqlal (Independencia) obtuvo el mayor número de diputados, seguido por los islamistas moderados del Partido de la Justicia y del Desarrollo (PJD). Para proceder a la atribución de escaños, Interior tiene que conocer, previamente, el resultado del escrutinio.

La mayor sorpresa de esta consulta no fue el escaso avance de los islamistas, que sólo ganan cuatro escaños más que en la anterior legislatura, sino la espectacular abstención del 63% de los marroquíes que figuran en el censo. Además, el 19% de los votantes introdujo en las urnas papeletas blancas o nulas. Otros 4,7 millones de marroquíes adultos, en su mayoría jóvenes de entre 18 y 24 años, no se tomaron la molestia de inscribirse en el censo. La abstención fue especialmente elevada en las ciudades y entre la juventud, según sospecha la prensa.

La retención de datos por el ministerio que dirige Chakib Benmoussa, un tecnócrata formado en EE UU, ha desatado todo tipo de especulaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de septiembre de 2007