El Banco de España ve un "alarmante" aumento de intentos de fraude por Internet

"Los intentos de fraude por Internet han crecido de forma alarmante en los últimos tres años". Esta frase tan contundente aparece en la Memoria de Reclamaciones presentada ayer en Madrid por el Banco de España en un apartado sobre el fraude bancario a través de la Red. Para realizar esta afirmación, la institución gobernada por Miguel Ángel Fernández Ordóñez se apoya en datos del Servicio anti-phishing de Telefónica.

El Banco de España pone énfasis en el aumento del phishing, una práctica que consiste en recabar información confidencial de los usuarios de la banca digital a través de correos electrónicos con apariencia de comunicación oficial de la entidad financiera. En 2004 hubo 33 ataques contra entidades a través del phishing y en 2006, 1.184.

Además del phishing hay otro fraude como el llamado spam (el correo basura o cebo). En el último trienio, esta práctica se ha cuadruplicado hasta los 704 millones. El catálogo de estafas electrónicas se completa con troyanos, botnets, keyloggers... Todos ellos con el fin de introducir un programa informático en el ordenador del usuario que haga las funciones de espía. Ante esta situación, el Banco de España ha mostrado su "preocupación e inquietud". Y añade: "esta situación genera la necesidad de adoptar medidas que incrementen la seguridad en la Red".

El informe recoge por otra parte el incremento de un 4,4% en las reclamaciones presentadas en 2006, en total 5.473. El Banco de España atribuye este incremento "a la subida de los tipos de interés", también a la mayor complejidad de las finanzas.

La subida de los tipos de interés provoca, en ocasiones, discrepancias entre las entidades financieras y sus clientes a la hora de revisar las hipotecas sujetas a un interés variable, según explicó la jefa del Servicio de Reclamaciones del organismo público, María Luisa García. También las subrogaciones de préstamos -los cambios de créditos de una entidad a otra- son una fuente de conflictos, dada "la complejidad" de estas operaciones "que favorece las reclamaciones".

Las entidades que reciben mayor número de quejas son los bancos. Más de la mitad de las reclamaciones presentadas en 2006 se dirigieron contra este tipo de entidades financieras. Sin embargo, las cajas de ahorros, que históricamente se han situado por detrás de los bancos en este capítulo se les han acercado en los últimos ejercicios, según explican los responsables del Banco de España. En 2005, un 32% de los expedientes instruidos iba contra las cajas de ahorros; un año después el porcentaje se elevó al 33,3%.

Las reclamaciones no siempre acaban en saco roto. Al fin y al cabo, un 13,7% de las 5.222 resoluciones emitidas se resolvió favorablemente para el reclamante, lejos del 21,3% de ocasiones en las que el Banco de España acaba dando la razón a la entidad financiera. Las devoluciones voluntarias, una vez las autoridades bancarias han notificado un informe desfavorable a la entidad, ascendieron a 1,16 millones de euros el año pasado.

Andalucía y Madrid concentraron casi la mitad de las reclamaciones. Un aspecto destacable, ya que entre ambas comunidades autónomas, suman el 38,7% de la actividad financiera en España. En el lado contrario, se sitúa Cataluña. Si se toma en cuenta el ratio de reclamaciones por cada 100 oficinas, poco más de cinco. Un aspecto en el que también destaca Madrid, en torno a 30.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 13 de septiembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50