Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Iberia ni come, ni deja comer" en El Prat, afirma Germà Bel

El aeropuerto de Barcelona aspira con la Terminal Sur a convertirse en un nudo de conexiones de vuelos intercontinentales. Pero en el escenario actual, lograrlo "resulta difícil", explicó ayer el catedrático de Economía Germà Bel. Entre otras cosas porque, en El Prat, "Iberia ni come ni deja comer", ya que no le interesa un gran competidor de Barajas, donde ha establecido su sede. Aun así, afirmó que eso no pone en peligro el desarrollo del aeropuerto, que consideró fundamental para el avance de la economía catalana: "No es necesario ser un hub, hay vida después de esto", afirmó.

Bel puso como modelo para El Prat aeropuertos como el de Roma y Manchester, con un importante volumen de tráfico intercontinental. "Lo han logrado mediante vuelos de poco recorrido que alimentan a las compañías asiáticas y americanas", que consideró que también están siendo muy activas en Barcelona con la implantación de vuelos intercontinentales. Frente a las aspiraciones de los grupos One World, Star Alliance y Sky Team para ocupar la T-Sur, el catedrático afirmó que El Prat debe apostar por compañías europeas.

Bel y Xavier Fageda presentaron ayer en el Círculo de Economía su libro Aeroports i poder (Edicions 62), un análisis del modelo de gestión centralizada del sistema aeroportuario español, que considera una "anacronía" en relación con otros países. Los autores defienden un sistema de gestión específico para cada aeropuerto, independientemente de que esté formado por capital público o privado.

El ex presidente Pasqual Maragall, que asistió al acto, dijo que ahora es más importante tener un aeropuerto transoceánico en Barcelona que el ser o no una nación.

El aeropuerto de Barcelona registró en agosto 3,4 millones de pasajeros, el 13,4% más que el año anterior, lo que supone un nuevo récord histórico. El aeropuerto de Girona superó los 550.000 usuarios, el 40,4% más que en agosto de 2006, y el de Reus igualó los 200.000 pasajeros.

Los vecinos de Gavà y Castelldefels presentaron ayer dos recursos de apelación contra el sobreseimiento del Juzgado número 3 de El Prat de su denuncia contra AENA por el ruido de los aviones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de septiembre de 2007