El fiscal francés pedirá cadena perpetua para los etarras de Cahors

El ex jefe de ETA Kantauri, juzgado por el asesinato de un cartero

El fiscal de la República en París, Jean Claude Marín, afirmó ayer que solicitará cadena perpetua para los cuatro etarras detenidos en Cahors el pasado sábado. Todos ellos serán imputados por delitos de secuestro, fabricación de explosivos con la agravante de banda organizada y terrorismo. Por otro lado, el ex jefe de ETA José Javier Arizkuren, Kantauri, fue juzgado ayer por el asesinato de un cartero. Le piden 40 años.

La cadena perpetua en Francia no debe interpretarse como que los etarras Luis Ignacio Iruretagoiena, Oian Barandalla, Ander Mujika y Alaitz Aramendi pasarán el resto de sus días en la cárcel. Hace ya mucho tiempo que los reos no suelen superar los 30 años de prisión.

De acuerdo con el Código Penal francés vigente desde 1994 los condenados a cadena perpetua pueden obtener la libertad condicional a partir de los 15 años de cumplimiento de prisión, aunque lo normal es que no la obtengan en ese periodo.

Lo cierto es que si un recluso pasa 30 años en la cárcel tiene derecho a someterse a la decisión de un comité que determine su peligrosidad. Si el comité no pusiera pegas a la libertad, la corte de casación debería pronunciarse sobre la excarcelación.

Fuentes francesas aseguraron que, a efectos prácticos, la permanencia en prisión sería más o menos como en España, aunque quizá ahora que el Código Penal español fija el máximo en 40 años, la pena española sea incluso más dura que la francesa.

Por otro lado, la Audiencia Nacional juzgó ayer al ex jefe de ETA José Javier Arizkuren, Kantauri, por el asesinato del cartero de Amurrio (Álava) Estanislao Galíndez, en junio de 1985.

Kantauri ya está condenado por varios crímenes, pero en éste, por el que le piden 40 años de cárcel, está acusado de disparar junto con el etarra Juan Carlos Arruti, Paterra, cuatro tiros por la espalda contra su víctima.

Kantauri se negó a declarar, pero su compañero Paterra compareció como testigo y afirmó que aunque declaró ante la Guardia Civil que el crimen lo habían cometido él y el navarro (Kantauri es navarro) agregó que esa afirmación fue obtenida bajo torturas. Luego añadió que no sabe quien es el navarro.

Es habitual que los etarras presos intenten exculpar a sus jefes o compañeros. El juicio quedó visto para sentencia.

El ex jefe de ETA Kantauri, ayer en la Audiencia Nacional.
El ex jefe de ETA Kantauri, ayer en la Audiencia Nacional.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS