_
_
_
_

Una playa de cantos rodados

Alcanar tiene dos núcleos separados: el interior, más poblado, donde está el Ayuntamiento, y el barrio marinero, Les Cases d'Alcanar, que se queja de la desatención municipal: aceras estrechas y calles sin asfaltar. La zona ha crecido mucho en los últimos años, sin conseguir equipamientos, servicios ni atenciones en correspondencia por el consumo de suelo. Hasta hace poco se había mantenido casi virgen, al amparo del polvo de una cementera (hoy con mejores filtros) y de una playa de cantos rodados que a los domingueros gusta menos que las de tierra. La falta de multitudes hacía de Les Cases un lugar estupendo: sol, tranquilidad, brisa marina y langostinos. Todo eso se ha masificado. La planta de gas junto al mar es una amenaza contra esa masificación que incomoda a algunos y a otros da puestos de trabajo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_