Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sala Beckett "batallará" para mantener abierta su sede actual

El director de la barcelonesa sala Beckett, Toni Casares, no tira la toalla en el contencioso que enfrenta a los responsables del teatro con la empresa inmobiliaria Núñez i Navarro, propietaria del edificio en el que está ubicada. Casares advirtió ayer de que "batallará" para evitar que el local se cierre, una posibilidad todavía en pie porque la inmobiliaria no considera válido el contrato de alquiler indefinido firmado entre los creadores de la Beckett y los antiguos propietarios.

Por su parte, un portavoz de Núñez i Navarro asegura que se ofreció a Casares que la Beckett "siguiera allí, pero con un contrato nuevo" y recuerda que el contencioso está en manos de los jueces. El director de la sala, sin embargo, no parece muy convencido de que el acto de conciliación que debe convocarse en breve tenga éxito y sostiene que no habrá solución al conflicto hasta la próxima Semana Santa, cuando prevé que se celebrará el juicio. Ante la incertidumbre, Casares volvió a pedir la ayuda de las administraciones públicas que subvencionan el teatro para atar su continuidad. Mientras tanto, hasta el 30 de septiembre, la Beckett programa, dentro del ciclo de autores contemporáneos de teatro catalán, la obra Molta aigua, un texto de Carles Mallol dirigido por Víctor Muñoz e interpretado, entre otros, por Guillem Motos, Fina Rius y Sandra Monclús.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de septiembre de 2007