Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

De 'Art Attack' a la Tate

Se presenta en Barcelona la obra de la niña catalana que expuso en el museo londinense

Gisela Adalid mira entre divertida y sorprendida el revuelo de fotógrafos, cámaras y periodistas que la rodea. Desde que, hace un año, su maestra la impulsó a participar en el concurso internacional Unilever de arte contemporáneo para niños, ya es la segunda vez que se encuentra en el centro de la atención mediática. La primera fue el pasado marzo, cuando su collage tridimensional, titulado La destrucción del planeta, resultó ganador de una convocatoria en la que participaron más de 2.000 alumnos de 37 países y se expuso en la Tate Modern, uno de los templos mundiales del arte. Los niños estaban invitados a reflexionar sobre el tema Sueños y realidad, inspirado en la espectacular instalación Test Site, realizada por el artista alemán Carsten Höller para la Sala de las Turbinas de la Tate Modern, en el marco de las Unilever Art Series, una serie de intervenciones para este peculiar espacio, que ha contado con artistas de la talla de Louise Bourgeois, Bruce Nauman, Olafur Eliasson y Juan Muñoz.

"La obra del alemán era muy chuli, incluso me tiré por los toboganes", recuerda Gisela, a propósito de la pieza de Höller: un conjunto de gigantescos toboganes que enlazaban las plantas de exposiciones con la Sala de las Turbinas. La niña, que tiene 11 años y estudia en la escuela Andersen de Terrassa, su ciudad, admite que jamás tuvo especial interés en las artes plásticas, incluso le resulta imposible recordar algún museo visitado con la escuela o citar algún artista. "De mayor me gustaría ser esteticista o profesora de baile", afirma. Sin embargo, le gusta el programa televisivo de manualidades Art Attack, lo cual probablemente la ayudó a la hora de formalizar su idea: un globo terráqueo dividido en dos partes, una con los elementos de la realidad y otra, con los de sus sueños. Su obra, junto a las de los demás niños españoles finalistas, se expone en L'Illa Diagonal de Barcelona hasta el día 15.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de septiembre de 2007