Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE asegura que el PP será el mayor perjudicado por el partido de Rosa Díez

Fernando Maura, diputado autonómico popular, baraja incorporarse a la nueva formación

Rosa Díez, europarlamentaria socialista, oficializó ayer su decisión de abandonar el PSOE y renunciar a su escaño en el Parlamento de Estrasburgo. Lo hizo en una rueda de prensa en Bilbao en la que explicó su decisión por "la inutilidad de defender las ideas dentro del PSOE". Díez confirmó, también, que se incorporará al partido que impulsa la plataforma Basta Ya para "trabajar a tiempo completo" y participar en las elecciones. El PSOE asegura no estar preocupado por la repercusión en su electorado de la nueva formación que integrará Rosa Díez, según fuentes de su Ejecutiva.

La eurodiputada dice irse "por la inutilidad de defender las ideas dentro del PSOE"

Díez, vestida de rojo, anunció que el nuevo partido se presentará el 29 de septiembre en Madrid y precisó sus discrepancias con el PSOE en el modelo de Estado y la política antiterrorista.

Los socialistas, aunque aún es pronto para conocer el comportamiento de su electorado ante la nueva formación, aseguran que no les preocupa. Se basan en las encuestas de su precedente más próximo, Ciutadans de Cataluña, que compitió en las elecciones catalanas, en noviembre de 2006, con un ideario similar y obtuvo tres escaños. José Zaragoza, dirigente del PSC, afirma que un estudio de diciembre de 2006 señala que un 80% de los votantes de Ciutadans lo haría por el PP en las elecciones generales.

Los socialistas sostienen que la nueva formación puede extraer preferentemente votos del PP y de la abstención. "Creemos que ni una sola de las personas que pensase votar a Zapatero va a cambiar su voto por la formación que integra Rosa Díez", señalan en la Ejecutiva federal.

Argumentan que en los más de tres años que gobierna Zapatero, "Rosa Díez ha mantenido unas posiciones muy beligerantes contra la política del Ejecutivo socialista y se ha mostrado comprensiva con las posiciones del PP, sobre todo en la política antiterrorista sin denunciar, en ningún momento, la estrategia de la crispación puesta en marcha por el partido de Rajoy".

"El electorado sabe, en definitiva, que Rosa Díez ha ido de la mano del PP contra el Gobierno socialista y, por eso, sus principales caladeros estarán en los votos de los populares o de personas que hace ya tiempo habían decidido abstenerse por su discrepancia con la política del Ejecutivo socialista", añaden los socialistas. La primera adhesión sorpresa al proyecto de Rosa Díez procedió de Fernando Maura, uno de los 15 diputados que el PP tiene en el Parlamento vasco. Maura anunció ayer que baraja incorporarse al nuevo partido, impulsado por Basta Ya, y abandonar el PP por su "deriva del centro a posiciones derechistas" ya que existe "una estrategia de marginación [hacia él] evidente".

Maura, que fue secretario general del PP vasco y director de campaña en las elecciones autonómicas de 1990, con 25 años de militancia en el partido, señaló ayer que "el inicio de la deriva del PP a posiciones más derechistas comenzó con la legislatura de su mayoría absoluta y se acentuó de una manera poderosa, tras la pérdida de las elecciones".

Fuentes de la Ejecutiva del PSOE no descartaban ayer que "el PP acabe presionando sobre Rosa Díez para que no promueva el nuevo partido si confirma que son los principales perjudicados en la competición electoral".

El paso de Rosa Díez fue, también saludado por los promotores de Ciutadans, Albert Boadella y Arcadi Espada. El portavoz del PSE, Rodolfo Ares, se limitó a señalar que ha sido "la crónica de una salida anunciada" y le reprochó "no haberlo hecho mucho antes, porque hace tiempo que venía trabajando dentro del PSOE para formar otro grupo, lo que demuestra su poca coherencia personal y política".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de agosto de 2007