Un muerto y dos heridos en las obras del AVE en Barcelona

Una bobina de 3.000 kilos de cable cae sobre los trabajadores que instalaban la catenaria

Mario Ruiz Gamboa, trabajador de las obras del AVE en Castellbisbal (Barcelona), murió ayer y otros dos obreros resultaron heridos al caerles encima una bobina de cable de tres toneladas. El accidente ocurrió poco antes de las diez de la mañana en el interior de un túnel, donde trabajaban en las instalaciones fijas de catenaria y cableado. El tramo pertenece a la línea del AVE en construcción que discurre entre Tarragona y Barcelona. El herido más grave, Carlos Ruiz, es hermano del fallecido; el leve es Alberto Tovar.

La bobina se precipitó sobre los obreros justo cuando la estaban manipulando, según los Bomberos de la Generalitat. La víctima mortal quedó atrapada bajo la bobina. Los bomberos tuvieron que emplearse a fondo para liberar el cuerpo. Tanto el fallecido como los dos heridos son de nacionalidad ecuatoriana, según la asociación de Ecuatorianos de Barcelona. La embajada comunicará la situación a sus familiares en el país de origen.

El herido de mayor consideración es hermano de la víctima mortal. El hombre, de 35 años, fue evacuado al Hospital de Bellvitge. Ingresó dos horas después del accidente con un traumatismo torácico y abdominal, según un portavoz del centro hospitalario. Su pronóstico era ayer grave, si bien su estado era estable. El otro herido, de carácter leve, fue trasladado al Hospital Sant Joan de Déu de Martorell.

La responsable de las obras del AVE en el tramo donde tuvo lugar el accidente es ADIS, una unión temporal de empresas (UTE) formada por Thales, Siemens, Dimetronic e Indra. Los trabajadores formaban parte de la empresa System, dedicada a la instalación de cable eléctrico, subcontratada por Thales.

El pasado 12 de agosto tuvo lugar otro accidente en el interior de un túnel en construcción de las obras del AVE en L'Hospitalet. En ese caso, hubo un deslizamiento de tierras a la altura de Bellvitge. No hubo heridos, aunque fue necesario interrumpir el paso de trenes durante tres horas en la línea C-2 hacia la localidad de Vilanova i la Geltrú.

La poca afluencia de trenes -era un domingo de agosto- minimizó las afectaciones, según reconoció ayer la empresa encargada de las obras en este tramo, OHL, que atribuyó la incidencia a que la tierra en este punto es "arcillosa". El 20 de agosto se tuvo que alterar de nuevo el servicio durante cuatro horas para terminar los trabajos de reparación de este tramo de vía. En ese tiempo los trenes circularon a 30 kilómetros hora, la mitad de la velocidad establecida en el lugar. El accidente de ayer no afectó al servicio ferroviario convencional.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Desde principios de año se han producido 55 accidentes leves y uno grave en las obras de plataforma del AVE en la provincia de Barcelona. Los de plataforma son los únicos que tiene contabilizados como vinculados al AVE el Departamento de Trabajo de la Generalitat, al margen de los que se produzcan enobras de mantenimiento o electrificación. El accidente de ayer, por ejemplo, no se incluye en este cómputo. Los trabajos eran de comunicaciones.

Desde que en 2001 se iniciaron las obras del AVE en Cataluña, han perdido la vida en ellas al menos 11 trabajadores. Otros nueve han sufrido heridas graves, incluyendo el accidente de ayer, según datos de Europa Press. Cinco de ellos, en Barcelona.

En el primer semestre del año, en Cataluña murieron 120 personas en el tajo, de las cuales 38 tenían un empleo en la construcción, según los datos de la web del Departamento de Trabajo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS