Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comisión Europea vuelve a tirar de las orejas a la CMT

Bruselas pide que no fije tarifas distintas a cada compañía de móvil

Bruselas tiene en el punto de mira a la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT). Después del enfrentamiento por la multa impuesta a Telefónica, la Comisión Europea le ha remitido una carta de observaciones en la que recuerda al regulador español que en el futuro no puede fijar tarifas distintas de interconexión para las compañías de móviles. Y es que Yoigo cobra más que el resto.

La CMT y Bruselas siguen a la greña. Primero fue la agria polémica que enfrentó a ambas instituciones tras la multa que impuso Bruselas a Telefónica de 152 millones de euros por abuso de posición dominante en el mercado de ADSL. La sanción levantó ampollas en la CMT, ya que, en su opinión, tiraba por tierra su regulación de los precios mayoristas del acceso a Internet por ADSL.

Ahora la Comisión le ha vuelto a dar un tirón de orejas pero a propósito de las tarifas de telefonía móvil. La CMT, dentro del procedimiento normal de consultas, remitió la nueva regulación de las tarifas de terminación, es decir, lo que se cobran entre sí las compañías cuando alguien llama a un abonado suyo, en lo referente a Yoigo (la antigua Xfera). La CMT decidió que esta compañía podía cobrar más que el resto para favorecer su entrada en el mercado y propone fijarle "precios razonables basados en el promedio de los precios de terminación establecidos por operadores móviles similares a Yoigo en países comparables de la UE". En su escrito de observaciones, remitido el pasado 20 de julio, la Comisión Europea expresa sus dudas sobre ese método y le pide que, en adelante, le aclare qué países selecciona para la comparación.

Eficiencia debida

Bruselas recuerda a la CMT además que "los precios de terminación deben ser simétricos" y que la asimetría sólo puede admitirse en casos excepcionales.

La Comisión reconoce que los argumentos presentados por la CMT pueden justificar temporalmente la discriminación en favor de Yoigo. "No obstante, cuando revise la obligación de precio, la CMT es invitada a tener en cuenta que todos los operadores deben ser eficientes en el futuro", precisa la autoridad comunitaria. Pero tal vez lo más sustancioso de la comunicación no sea tanto el asunto en sí, sino el aviso para navegantes que le manda a la CMT para que no ocurra como lo sucedido con las tarifas mayoristas del ADSL.

"Dada la importancia de regular los precios de terminación móvil de manera eficaz y coherente, la Comisión anima a la CMT a trabajar en estrecha colaboración con el grupo de entidades reguladoras europeas para lograr un planteamiento coherente de este asunto en la UE", dice la misiva. Ahora la CMT puede seguir o no la recomendación aunque la Comisión Europea recuerda que debe tener en cuenta en la mayor medida posible sus observaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de agosto de 2007