Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El Gobierno recupera "España"

El Ejecutivo socialista responde al PP e inicia una campaña de recuperación de los símbolos nacionales

Con discreción. Sin anunciarlo o ponerle nombre, el Gobierno ha iniciado el rescate de una palabra en disputa: España. El proyecto de mandato-marco de RTVE que el Grupo Socialista ha remitido a los partidos obliga al ente público a "contribuir a la construcción de la identidad de España". La Administración General del Estado ha empezado a firmar las campañas oficiales o los consejos de la DGT, como Gobierno de España. Así es como quiere llamarse a partir de ahora y así debe figurar en el nuevo logotipo, en fase de concurso.

"Ni las más sólidas realidades nacionales son empresas hechas de una vez y para toda la eternidad" opina Andrés de Blas, catedrático de Teoría del Estado de la UNED. "La nación no se inventa, pero se va construyendo día a día. El Estado tiene que renovar la conciencia nacional, ponerla al día, y para ello tiene todo un complejo institucional, desde el sistema educativo a los medios de comunicación públicos. Probablemente, el PSOE no ha prestado mucha atención a este asunto hasta ahora pero estas medidas me parecen representativas de su toma de conciencia. Un estado del bienestar necesita ese cemento social; que si pasa una desgracia en Andalucía, el vasco la sienta como suya. No se puede llevar a cabo ninguna política social si no existe esa solidaridad", añade.

A lo largo de la legislatura, el PP ha presentado sus protestas contra el Gobierno como actos "en defensa de la nación", convocando "a todos los españoles a los que le importe España" frente al Ejecutivo y concluyendo alguna manifestación cuadrándose ante la bandera de la plaza madrileña de Colón (14 x 21 metros) mientras sonaba el himno. El PSOE lo criticó entonces por considerarlo un uso partidista de los símbolos "de todos". Ahora, apagadas las polémicas por los estatutos de autonomía, que le valieron la acusación del PP de estar "rompiendo España", el Gobierno inicia, sin ruido, su pugna por esos símbolos. "No se trata de descubrir España. Buscamos un nuevo logotipo porque en los que tenemos no existe la denominación 'Gobierno de España'. Está en todos, menos en este y el PP nunca se preocupó por ello. Queremos que 'de España' aparezca y prevalezca, para este Gobierno y para el que venga", explicó un portavoz de La Moncloa. "La idea de contribuir a la construcción de la identidad nacional es un concepto intrínseco al de servicio público y de ahí el mandato marco de RTVE. No se trata de hacer marketing ni propaganda".

En la búsqueda de ese nuevo sello, Presidencia convocó un concurso, que en su primera fase, la de las ideas, premió con 12.000 euros el diseño de Juan Repullés, polémico por su parecido con el logotipo del Gobierno alemán. El concurso no estaba cerrado a profesionales del sector porque el objetivo de esta primera fase era "tantear, a modo de encuesta gráfica, la imagen que los ciudadanos tienen de la idea Gobierno de España", explicaron fuentes del ejecutivo.

"Recibimos 320 bocetos. Había dibujos muy pulcros, claramente realizados por un profesional y papelitos doblados con un símbolo dentro. Fue muy bonito, cada uno dibujó lo que entendía por Gobierno de España. Algunos parecen incluso hechos por niños, con lápices de colorines", cuenta Norberto Chaves, experto en identidad corporativa y miembro del jurado, compuesto por especialistas en diseño, sociología, publicidad e imagen institucional.

Optaron por el diseño de Repullés porque era uno de los pocos que incluía el símbolo del escudo, pero el boceto no es el definitivo. "Mucha gente confundió España con Gobierno de España, me resultó muy curioso. Había muchos juegos con la ñ, el toro...pero no se trataba de eso. Cuando un Gobierno pide un logotipo lo que busca es crear una imagen de unidad. Es algo que, paradójicamente, las comunidades autónomas tienen resuelto hace tiempo: se llaman Gobierno Balear, Xunta de Galicia... y que la administración central tenía pendiente", añade Chaves.

El logotipo definitivo no se decidirá hasta mediados de septiembre y englobará a todos los ministerios. Su implantación será progresiva para afrontar los altos costes que suponen el cambio de todo el timbrado, cartelería, papelería...

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de agosto de 2007