Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La situación en Oriente Próximo

Tres policías alemanes mueren en un atentado en Afganistán

Tres policías alemanes murieron ayer en un atentado con bomba en la capital afgana, Kabul. El ministro alemán del Interior, el democristiano Wolfgang Schäuble, explicó ayer en Berlín que un cuarto agente resultó herido en el mismo atentado. Se trata de la primera vez que policías alemanes mueren en Afganistán en acto de servicio. Un portavoz talibán declaró a la agencia France Presse que los terroristas detonaron la bomba por control remoto, al paso del convoy en el que viajaban los agentes.

La explosión que acabó con la vida de los tres policías se oyó en toda la capital afgana a las nueve y cuarto de la mañana de ayer, hora local. Los funcionarios se dirigían en un convoy desde la Embajada alemana a las prácticas de tiro en las que participa quincenalmente el personal de seguridad de los diplomáticos alemanes en Kabul.

Según fuentes policiales, los funcionarios viajaban en dos vehículos por una calle de Kabul cuando se produjo la explosión, que dañó especialmente al delantero, en el que se encontraban las tres víctimas mortales. El policía herido, que se encuentra fuera de peligro, viajaba en el segundo vehículo. El automóvil en el que viajaban los muertos no estaba completamente blindado, pero la gravedad del daño indica que el artefacto detonado era una mina antitanque.

Dos de los funcionarios pertenecían a la policía criminal (BKA), el tercero a la policía federal (Bundespolizei). Los tres cumplían labores de protección del personal diplomático en Kabul. La canciller alemana, la democristiana Angela Merkel, expresó ayer sus condolencias a sus familiares.

Debate político

La muerte, hace tres meses, de tres soldados alemanes destinados en Afganistán reavivó un debate nacional sobre la presencia alemana en el país. Las críticas crecieron en julio, con el asesinato de un ingeniero alemán a manos de sus secuestradores talibanes, que aún tienen en su poder a otro ingeniero.

Un total de 3000 soldados alemanes participan en la misión ISAF de la OTAN en Afganistán. Además, Alemania colabora con las fuerzas estadounidenses en la operación antiterrorista Libertad Duradera, a cuya disposición se encuentran unos cien soldados del Comando de Fuerzas Especiales (KSK), cuerpo de élite del Ejército. En un tercer mandato, Alemania envió en abril seis aviones Tornado y doscientos soldados más para tareas de reconocimiento. Por otro lado, fuerzas estadounidenses y afganas han lanzado una importante operación contra bases de Al Qaeda en las montañas de Tora Bora, en la frontera con Pakistán, informa Reuters. Varias unidades participaron en el ataque, que se llevó a cabo con "municiones de precisión", según una portavoz de las coalición internacional. La zona, llena de cuevas y túneles, ha sido refugio tradicional para los terroristas de Osama bin Laden. Los mandos militares no han precisado cuánto durará la ofensiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de agosto de 2007