El alcalde de Alhaurín aplaza por segunda vez una recalificación

El alcalde de Alhaurín el Grande, Juan Martín Serón, optó ayer por dejar de nuevo sobre la mesa el cambio de usos de un suelo en el centro del municipio, de 22.000 habitantes, para permitir la construcción de 240 viviendas en lugar de las 129 previstas con la actual catalogación. "No tenemos las máximas garantías jurídicas", dijo el alcalde para justificar su decisión. En el pleno municipal de ayer se creó una gran confusión sobre el tratamiento a dar a una alegación contraria al nuevo proyecto presentada fuera de plazo por un particular, y si antes de aprobar el cambio de usos había que votar la desestimación de la alegación. Ante la duda, Martín Serón optó por aparcar el asunto a la espera de un informe clarificador de la secretaría.

En el pleno de julio, Martín Serón decidió dejar sobre la mesa la ratificación del convenio urbanístico ante las críticas de la oposición y otorgó a PSOE e IU un mes para que presentaran sus alternativas. Lo que la oposición quiere es que el suelo en cuestión se destine a parque.

Aquel pleno de julio se celebró en clima de gran tensión un día después de que se levantara el secreto de sumario de la Operación Troya y se conociera un informe policial que sostiene que Martín Serón y su concejal de Urbanismo cobraron presuntos cohechos a promotores locales a cambio de concederles más edificabilidad a sus construcciones.

El convenio aplazado estipula que los propietarios del suelo entregarán al Ayuntamiento 140 plazas de aparcamiento construidas a cambio del cambio que les permite construir 111 viviendas más.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS