Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La directora de la Biblioteca Nacional celebra que se vendan menos periódicos

Rosa Regàs asegura llevar dos meses sin ver televisión ni oír la radio

La directora de la Biblioteca Nacional, Rosa Regàs, celebra que en España se vendan cada vez menos periódicos, ya que, por sus posiciones favorables a la oposición, los medios de comunicación no transmiten bien a la sociedad los grandes avances sociales impulsados desde el Gobierno socialista.

"Los grandes logros sociales de este Gobierno se venden mal porque la prensa no es del Gobierno. Todos van a favor de la oposición. Afortunadamente, cada vez se venden menos periódicos", afirma.

En una entrevista publicada en el último número de Tribuna de la Administración Pública, que edita la Federación Sindical de Administración Pública del sindicato Comisiones Obreras, Regás pone como ejemplo de recientes avances sociales la Ley de Igualdad y la Ley contra la Violencia de Género.

Sobre la situación política, la escritora asegura: "Hace dos meses que no leo la prensa, ni veo la tele, ni escucho la radio. Porque me inquieta tanto la crispación que no me deja trabajar. Sé a quien voto, ya sé los insultos y las mentiras por dónde van, y no soy masoquista".

Además, considera que "el límite a la libertad de prensa debería estar en el insulto, en meterse en la vida privada de la gente. Eso debería estar prohibido, es una obscenidad. Es deleznable. El insulto sistemático y manipulado, al que nuestra sociedad es tan aficionada, sin tener pruebas, debería estar perseguido por ley".

En materia de educación, Regás opina que el PP quiere anular la asignatura de Educación para la Ciudadanía "porque no quiere ciudadanos, sólo quiere clientes. Pero el que es solamente cliente no puede ser ciudadano, porque el ciudadano es una persona que tiene criterio, que piensa. El cliente está abocado únicamente a la compra. Ellos quieren súbditos".

Al preguntarle si cree que en los 30 años de democracia no se ha alcanzado el nivel educativo que la Segunda República alcanzó en cinco años, Regás responde: "Es verdad. La República puso como prioridad la cultura, como transmisión de conocimiento y como creación de criterio en la gente".

"Fue algo impresionante. Retiró a los maestros para darles cursos de preparación. El presidente de la Generalitat de Cataluña dijo una frase inolvidable: 'Los maestros, los primeros ciudadanos de la República'. Debería estar grabado a fuego en todas las escuelas", apostilla.

Además, la directora de la Biblioteca Nacional destaca que la Ley de la Memoria Histórica "es un proyecto que todavía no está aprobado y hay que intervenir en muchos aspectos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de agosto de 2007