Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bomberos realizan más de 200 actuaciones a causa de la tormenta

El 112 recibió 250 avisos por daños en árboles y cornisas por el viento

El de ayer no fue un domingo de agosto cualquiera. No sólo por las condiciones climatológicas vividas. El fuerte viento provocó que se multiplicase la actividad para los servicios de emergencia de la región durante todo el día. Sólo los bomberos de Madrid registraron ayer 200 salidas entre las ocho de la mañana y las siete de la tarde. Los de la Comunidad hicieron otras 25.

La mayoría fueron para retirar ramas rotas y revisar cornisas. El peor momento de todo el día llegó a las ocho de la mañana, cuando se desató una fuerte tormenta de viento en la región. Entonces se dispararon los avisos a los servicios de emergencia. El 112 contabilizó 150 avisos hasta las dos de la tarde, mientras que los bomberos de Madrid habían protagonizado a esa hora en torno a un centenar de salidas. No hubo incidentes graves. En casi la totalidad de los casos se trató de retirar ramas o árboles caídos, así como farolas, cornisas y antenas en mal estado.

Esta primera tormenta duró poco más de una hora y no causó ningún problema de inundaciones, dado que el viento no estuvo acompañado de una importante descarga de agua.

A las cuatro de la tarde tuvo lugar un segundo "gran pico" de actividad, debido a una segunda tormenta. Otra vez con fuertes vientos como protagonistas. En el centro de la capital se registró un fuerte chaparrón que duró algo menos de una hora y que convirtió las calles en auténticos riachuelos. La red de desagües y alcantarillado funcionó bien y no se registró ninguna inundación relevante.

"Nada habituales"

En ambos casos se trata de cifras "nada habituales para las fechas en las que estamos". "Fueron tormentas de poca duración, pero que provocaron que se acumulase trabajo a lo largo de casi todo el día", señalaron fuentes de Emergencias Madrid.

Por su parte, fuentes de los bomberos de la Comunidad de Madrid aseguraron que las tormentas secas que se registraron ayer provocaron numerosos pequeños fuegos en diferentes puntos de la región a causa del aparato eléctrico. Todos ellos fueron controlados sin demasiados problemas por los efectivos de extinción de incendios, que estuvieron de un lado para otro durante toda la jornada.

Por otra parte, Ecologistas en Acción denunció hoy que ayer se alcanzaron niveles "escandalosos" de dióxido de nitrógeno en el paseo de Recoletos, ya que la estación de medición ubicada en este punto de Madrid registró en torno a la medianoche 504 ug/m3.

La organización ecologista explicó que no pudo certificar si estos niveles se alcanzaron durante varias horas, aunque consideró este hecho como "factible" porque la página web del Ayuntamiento en la que se muestra la información "no muestra los registros históricos hasta días después". Aún así, insistió en que el umbral de alerta por este contaminante es de 400 ug/m3 durante tres horas seguidas, según una Directiva Europea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de agosto de 2007