Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Curso sobre seguridad en Torres

La lucha contra el crimen, más difícil

Rubalcaba admite la "complejidad" para combatir las nuevas formas de delincuencia

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, admitió ayer la "complejidad" para combatir las nuevas formas de criminalidad organizada que están apareciendo en la sociedad. Durante su intervención en el curso de verano sobre seguridad que dirige el juez Baltasar Garzón en su localidad natal, Torres (Jaén), Rubalcaba insistió en que el terrorismo de ETA es una "amenaza permanente". Por su parte, Garzón censuró la falta de unidad política en la lucha contra el terrorismo y apeló a trabajar en este tema "con perspectiva de Estado y sin interés partidista".

Rubalcaba puso ayer el broche al curso que, durante toda la semana, ha traído hasta Torres, una pequeña localidad de la Sierra Mágina jiennense, a los principales responsables del Poder Judicial, de la Fiscalía y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en un curso auspiciado y dirigido por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. "El crimen organizado es especialmente complejo de combatir porque es transnacional, tiene una sofistificación tecnológica muy elevada y emplea metodologías muy complejas", señaló el ministro, para quien "el crimen organizado es una forma de criminalidad que, probablemente, responde a la globalización que vivimos en todos los ámbitos de la sociedad".

Como consecuencia del crimen organizado, destacó Rubalcaba, aparece el terrorismo, "que es una lacra que no vive sólo España sino que vive todo el mundo y que en estos momentos es una amenaza permanente frente a la cual nunca podemos bajar la guardia". El titular de Interior resaltó que las autoridades tienen la obligación de pedir la colaboración de los ciudadanos y de recordarles que esa amenaza existe. "Desde que ETA rompió el alto fuego, lo ha intentado y no hay nada que nos lleve a pensar que no lo va a seguir intentando; nuestra obligación es tratar de impedirlo", subrayó.

Por su parte, Baltasar Garzón, anfitrión y director del curso organizado por la Universidad de Jaén, lamentó la falta de unidad política en la lucha contra el terrorismo. "Hacer del terrorismo el centro del debate político de un país, yo creo que no es bueno, y no quiero decir con esto que no se tenga que hablar de terrorismo. Por supuesto que hay que hablar, pero hay que hacerlo con una perspectiva de Estado, por encima del interés partidista y hay que dejar al terrorismo al margen de lo que es el discurso político en la campaña electoral o en el día a día. La sociedad no puede recibir mensajes contradictorios, hay que hacer un debate racional", declaró Garzón a este periódico.

El magistrado de la Audiencia Nacional discrepó de las voces que sostienen que se ha bajado la guardia en la lucha contra el terrorismo. "No es verdad que se haya bajado la guardia, ni desde el punto de vista judicial ni tampoco desde el policial ni a nivel político. Ese discurso facilón es muy nocivo para la sociedad", apuntó Garzón. En su opinión, la amenaza sobre un posible atentado de la banda terrorista ETA es algo a tener en cuenta. "Una organización terrorista que se precie va a atentar, la cuestión es saber qué es lo que persigue, qué intensidad quiere darle a la respuesta frente a la acción del Estado de Derecho. Es evidente que tenemos que estar preparados para que eso sea así, y esa preparación significa actuar en la prevención y adelantándonos dos pasos a la acción de la organización terrorista ETA. Ahí se debe insistir".

También alertó sobre la amenaza islamista. "La estrategia terrorista de las células de Al Qaeda es permanente y pueden actuar y lo van a hacer en cualquier punto donde les sea posible, con un tipo de atentado mucho más cruento que las organizaciones terroristas tradicionales y España está en el punto de mira de la organización Al Qaeda y de sus células".

"En todo caso", señaló Garzón, "vivimos en una sociedad más segura". El juez valoró que se estén creando mejores mecanismos legales. "A mayor seguridad jurídica, más seguridad física por parte de los ciudadanos", concluyó.

El curso sobre Seguridad y Crimen Organizado concluye hoy viernes con una conferencia del escritor, académico y director del Instituto Cervantes de Nueva York, Antonio Muñoz Molina, y la clausura a cargo del secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de agosto de 2007