Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:YO, PERIODISTA

Peregrina en peligro

Puente Fitero. Sin duda, León es una de las joyas de la arquitectura e historia del Camino de Santiago. La pregunta es: ¿por qué hay que cruzar cuatro carriles de la carretera N-601, esquivando camiones y coches conduciendo a 80 kilómetros por hora, para llegar a Puente Fitero? (sobre el río Pisuerga, en el límite de las provincias de Burgos y Palencia). Los peregrinos que deciden no tomar el tren desde Sahagún o El Burgo Ranero se ven obligados a cruzar la N-601, con cuatro carriles de tráfico que viene o va hacia el enlace con la LE-20 y la A-66. No se puede entender que con la cantidad de dinero que invierte la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de León en mapas, panfletos y todo lo demás, no sea posible desviar a los caminantes y ciclistas a un lugar menos peligroso para entrar en la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de julio de 2007