Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gómez toma ventaja en la carrera del PSM

Los líderes socialistas dan por hecho que el alcalde de Parla saldrá elegido secretario general

El congreso extraordinario del muy revuelto Partido Socialista de Madrid (PSM), que comienza hoy, sólo despejará una incógnita: si ganará la secretaría general por aclamación y sin rivales Tomás Gómez, hasta la fecha el alcalde de Parla y favorito de la dirección nacional socialista. También la composición de su ejecutiva federal, claro. Eso, según la profecía de casi todos los protagonistas directos del evento. O dicho de otro modo, sólo falta despejar si José Cepeda, candidato del sector guerrista del partido (que en Madrid dirige José Acosta), alcanzará las 210 firmas (sobre un total de 836 delegados) que necesita para poder hacer oficial su candidatura. Desde su flanco dicen que ya los tienen. Conceden que han llegado a la meta "con alguna dificultad", pero que cuentan con "suficientes apoyos". El tercer precandidato, Manuel García Hierro, no figura en ninguna quiniela y se quedará fuera de la selección final. Ni siquiera será candidato, dicen.

Algunos creen que el parleño cederá avales a Cepeda para escenificar mejor su victoria

"Hay tres teorías circulando", explica con paciencia una voz autorizada del partido. Las tres "teorías" son las siguientes: que Tomás Gómez cederá parte de sus avales a Cepeda para que pueda haber votación para la secretaría general y así la escenificación de la victoria "tenga mucha más fuerza". Que, por el contrario, los partidarios de Gómez trabajen intensamente en evitar que su rival alcance las firmas "para impedir que suba al estrado a hablar, donde dialécticamente es muy brillante". Los que creen en esta opción recuerdan que ese discurso ante los delegados "fue lo que en 2000 le dio el triunfo a Zapatero sobre Bono contra todo pronóstico".

La tercera posibilidad que apuntan es que algunos de los avalistas de Gómez cambien su voto y se lo otorguen a Cepeda. Esta variable se basa en una constatación: "Los avales

[firmas que respaldan una candidatura] son públicos y el voto [a la secretaría general] es secreto". O sea, que percibiendo que el partido apoya a Gómez y en previsión de un futuro reparto de cargos, determinadas agrupaciones muestran públicamente su apoyo al alcalde de Parla, pero luego, a la hora de la verdad y amparados en el anonimato, es posible que depositen un sufragio favorable a Cepeda.

Esto es a lo que se agarra el candidato del sector guerrista, que mantiene de puertas hacia fuera un imbatible optimismo: "Podemos dar la sorpresa". El supuesto "miedo" a Tomás Gómez de los militantes se sustancia en las afirmaciones de este precandidato asegurando que no pactará con la lista perdedora "aunque el resultado sea de 51% frente al 49%".

Hasta la noche de ayer, los tres postulantes mantuvieron una intensa y apretada agenda para pedir el apoyo de los delegados. "Es el momento de la verdad, hay que seguir trabajando con la gente", aseguran desde el corazón de una precandidatura.

El congreso, que concluirá el sábado, lo presentó ayer Cristina Narbona, la presidenta de la comisión gestora que ha pilotado el partido desde que la derrota electoral de mayo provocara la dimisión de Rafael Simancas como secretario general. Una comisión a la que los partidarios de Cepeda han acusado de parcial. Denuncian que el apoyo a Tomás Gómez "ha sido escandaloso". Además, el propio Cepeda ha anunciado que impugnará el congreso si aprecia indicios de esa parcialidad, incluso "por vía judicial". Estas acusaciones fueron ayer negadas por Narbona. "Hemos sido transparentes con todos, aunque en la comisión hay delegados que apoyan a uno de los precandidatos", explicó la ministra de Medio Ambiente. Y abundó en su exposición: "No existen precedentes de los medios ofrecidos desde la gestora a los tres precandidatos. Nunca habían tenido la lista con los nombres de los delegados y además se han favorecido, en los locales del PSM, encuentros de los delegados con ellos".

Narbona también se mostró convencida de que "nunca" se ha producido durante un periodo precongresual un "debate tan intenso y esclarecedor" y una "coincidencia de diagnóstico tan importante". El informe de la gestora analiza la derrota electoral del pasado 27 de mayo y propone a los socialistas madrileños que se "abran a la ciudadanía" y que hagan "especial hincapié en las clases medias, los inmigrantes y los movimientos sociales".

Algunos de los protagonistas directos de esa derrota, expertos en cada milímetro de moqueta de la sede del PSM, zanjan cualquier esperanza de que ocurra algo sorprendente: "Ganará Tomás por 7-3 o por 8-2", sentencian. La gran diferencia que esconden esos pronósticos es si Cepeda pasará a la votación final... para después perderla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de julio de 2007