Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TOUR 2007 | Otro duro golpe para el ciclismo

Lissavetzky: "Lo positivo es que el Tour y las grandes vueltas funcionan"

"Lo positivo de esto es que el Tour y las principales vueltas funcionan, así como también los sistemas y los controles". Ésa fue la valoración que al asunto dio Jaime Lissavetzky, secretario de Estado para el Deporte, el día en que junto con el Ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, firmó un convenio de los organismos que presiden para la lucha contra el dopaje en España. La principal consecuencia de este convenio será la realización de una mayor cantidad y más completos análisis toxicológicos. Para ello, el Ministerio de Justicia pondrá a disposición del Consejo Superior de Deportes (CSD) el Centro de Estudios Jurídicos y sobre todo el Instituto Nacional de Toxicología.

El positivo de Vinokúrov ha supuesto otro mazazo para el mundo del ciclismo. Para el presidente de la Asociación de Ciclistas Profesional, Pipe Gómez, supone "un nuevo y duro golpe a la base de este deporte y para el Tour, ahora que volvía a enganchar a la gente tras las hazañas de nuestro paisano Contador. Dan ganas de que se pare todo".

"Confiaba en Vinokúrov"

Miguel Madariaga, director general del Euskaltel, se mostró incrédulo ante la noticia, pero aceptó que, aunque se trata de "un nuevo rejonazo" al ciclismo, "no será capaz de acabar con el ciclismo ni con el Tour. Hay que plantearse las cosas de otra manera y cuanto antes".

El británico David Millar, corredor del Saunier Duval, manifestó ayer entre lágrimas en la conferencia de prensa que dio en Pau su tristeza al conocer el positivo de uno de sus corredores preferidos. "Estoy triste. No se puede hacer esto al ciclismo, no se puede hacer eso a los corredores limpios. Tampoco se merece esto el Tour. Me avergüenzo de Vinokúrov, confiaba en él. Hace 40 años, Tom Simpson murió y hoy estamos todavía así. Nada ha cambiado, no van a aprender nunca la lección", añadió el británico, que perdió su oro mundial de contrarreloj en 2003 al dar positivo un año más tarde, por lo que fue suspendido durante dos años.

Josean Fernández Matxin, director del Saunier Duval, señaló que se sentía "desilusionado". "El ciclismo no se merece palos como éste, y menos tratándose de un corredor de este nivel, que es capaz de ser grande por sí mismo y no tener que pasar por estas situaciones", dijo Matxin, quien calificó la nueva situación de escándalo en el ciclismo como "lamentable". "La credibilidad está en entredicho, si es que no se ha acabado ya. Es un momento muy jodido para el ciclismo. Hay que hacer un ciclismo más creíble, justo, sano, a la altura de las audiencias", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de julio de 2007