Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EU exige a las dos diputadas críticas que renuncien al escaño

Considera "tránsfugas" a Oltra y Mollà y pide su expulsión del grupo parlamentario

La dirección de Esquerra Unida exigió ayer a Mónica Oltra y Mireia Mollà que renuncien a su condición de diputadas de Compromís pel País Valencià en las Cortes Valencianas, una vez cumplido el plazo de 72 horas que el Consell Nacional les otorgó para rectificar su petición de relevar a la coordinadora del partido, Glòria Marcos, como portavoz del grupo parlamentario. El partido las considera "tránsfugas" y pedirá su expulsión del grupo.

Mónica Oltra: "Somos diputadas de Compromís y vamos a seguir siéndolo"

El secretario de Organización de EU, Ricardo Sixto, aplicó ayer la resolución aprobada el sábado por el Consell Nacional para exigir a Oltra y Mollà -pertenecientes a la corriente nacionalista Esquerra i País (EiP)- que renuncien a sus actas de diputadas y anunció que pedirá su expulsión del grupo parlamentario. La resolución del órgano directivo de EU otorgaba a las dos diputadas un plazo de 72 horas para rectificar su petición de destituir a Marcos y para poner sus cargos a disposición del partido. Y advertía de que, en caso de no cumplir con estas exigencias del partido, las dos parlamentarias dejarían de "representar" a EU y el Consell Polític podría iniciar los trámites para su expulsión. De ahí que Sixto considerara "tránsfugas" a Mollà y Oltra, que han dejado de representar a EU porque "han ido en contra" del acuerdo de designar a Marcos como portavoz en las Cortes, y también "en contra del sentir absolutamente mayoritario" del partido. Según Sixto, "es un acto lo suficientemente grave como para pedir ipso facto su dimisión y su cargo de diputadas".

Además, en la reunión del consejo político de la coalición Compromís convocada para mañana, EU pedirá que las dos diputadas sean expulsadas del grupo parlamentario. El paso siguiente sería pedir en las Corts que se aplique el pacto antitransfuguismo. Toda esta maniobra tiene pocas posibilidades de prosperar, dado que en el grupo, las dos parlamentarias, junto a los dos representantes del Bloc, tienen la mayoría frente a Glòria Marcos y los dos diputados que le permanecen fieles, Lluís Torró y Marina Albiol. El Bloc anunció ayer que no apoyará la propuesta de EU de expulsar del grupo a las dos diputadas porque "no hay motivos" y porque es una petición "ridícula", según el responsable de Acción Electoral del partido, Lluís Miquel Campos.

"Nosotras somos diputadas de Compromís, y vamos a seguir siéndolo", declaró Mónica Oltra, que acusó de "falta de imparcialidad" a Ricardo Sixto y a la dirección de EU. "Todavía no hemos podido ni defendernos de los posibles cargos que tengan contra nosotros", declaró la diputada, "el partido tiene unas normas y tenemos unos derechos que no se pueden conculcar".

Mientras, el portavoz de Els Verds en Compromís, Joan Francesc Peris, acusó a los diputados del Bloc de "apropiarse" de la coalición Compromís y aseguró que les denunciarán ante los tribunales si no deciden cumplir los acuerdos firmados por todos los integrantes de la plataforma electoral.

El relevo de Marcos por Oltra en la portavocía de Compromís se hará efectiva el viernes, en que se ha convocado una reunión de la Mesa de las Cortes. Los informes jurídicos elaborados al respecto así lo recomiendan. El portavoz adjunto del PSPV Ángel Luna aseguró que su partido respaldará el relevo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de julio de 2007