Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Secuestro judicial de una publicación

Expertos constitucionalistas discrepan sobre la legalidad de la sátira hacia la familia real

Cuatro catedráticos analizan la decisión de Del Olmo y la portada de 'El Jueves' secuestrado

La libertad de expresión contra el derecho al honor. El conflicto entre estos dos derechos fundamentales -que se repite cada vez que se denuncian los contenidos de un medio de comunicación- tiene una frontera muy difusa que, según los expertos, debe analizarse caso a caso. EL PAÍS ha enviado el auto del juez Juan Del Olmo y la polémica portada de El Jueves a varios juristas para que den su opinión sobre este asunto.

EDUARDO VÍRGALA "Secuestro desproporcionado"

El catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad del País Vasco considera que la decisión del juez es "desproporcionada". La caricatura, afirma, "puede ser denigrante, pero estaría amparada por la libertad de expresión". El experto opina que los Príncipes "no dejan de ser personas titulares de una institución pública y, por tanto, también deben estar sometidas a crítica". Vírgala añade que el auto de Del Olmo "no está excesivamente motivado".

GERARDO RUIZ "Crítica legítima a la Corona"

Gerardo Ruiz, catedrático de Constitucional de la Universidad de Jaén, cree que el secuestro es "totalmente desproporcionado" ya que "las personas públicas, como lo son los miembros de la familia real, por el hecho de serlo deben soportar una mayor incidencia de la libertad de expresión, que se puede traducir en mayores críticas". Para Ruiz, Del Olmo hace una interpretación "muy extensiva" del delito de injurias a la Corona y vuelve a "una idea muy restrictiva de la libertad de expresión, sin la que no hay democracia".

JUAN JOSÉ SOLOZÁBAL "No hay derecho ilimitado"

"No hay ningún derecho ilimitado", recuerda el catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Madrid, que opina que el auto está justificado. "El derecho a la libertad de expresión, que es un derecho fundamental, tiene su límite", asegura. "Es razonable pensar que ha habido un ejercicio abusivo de la libertad de expresión" y "sólo se puede salvar la dignidad de la Corona recurriendo a este elemento tan grave como el secuestro". El catedrático califica de "presuntamente ofensiva" la caricatura.

ALEJANDRO SAIZ "Una medida muy grave"

El catedrático de la Pompeu Fabra de Barcelona considera que "aunque efectivamente se trata de una 'primera fase de análisis', como dice el auto, la afirmación según la cual la caricatura en cuestión 'resulta innecesaria y desproporcionada para la formación de la opinión pública' merecería alguna explicación adicional por la enorme gravedad de la medida adoptada y la relevancia que en el Estado democrático posee la libertad de expresión". "Dudo que el secuestro sea la medida más adecuada. En estos momentos la portada de El Jueves es accesible en infinidad de páginas web gracias a una publicidad de la que, en buena parte, el juzgado Central de Instrucción 6 ha sido el principal agente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de julio de 2007