La Xunta pondrá fin al monopolio del transporte en la ría de Vigo

Bruselas exige tener el 21 de agosto el nuevo proyecto de ley

Una delegación de la Xunta de Galicia consiguió ayer en Bruselas un plazo de un mes para garantizar el fin del monopolio del transporte de pasajeros en la ría de Vigo. Antes del 21 de agosto, la Comisión Europea deberá tener en su poder los textos del proyecto de ley y del decreto que garantizarán el libre servicio. Además, Política Territorial comunicará a Naviera Mar de Ons el fin de la concesión en monopolio.

El conflicto del servicio de pasajeros por barco que cubre las rutas de Vigo con Moaña, isla de Ons e islas Cíes tiene su origen en una ley aprobada por unanimidad por el Parlamento de Galicia en 1999. La norma establecía el régimen que preveía garantizar esos transportes de gran interés social en régimen de monopolio.

La razón era que la falta de rentabilidad de esas concesiones por barco podría poner en peligro el mantenimiento de esas rutas. El monopolio esconde en realidad una compensación entre la alta rentabilidad del servicio Vigo-islas Cíes, que compensaría con creces a la empresa explotadora del déficit en las otras dos.

La concesión fue adjudicada a Naviera Mar de Ons. Pero una queja de la anterior empresa explotadora originó un procedimiento de infracción de la UE, que fue ignorado por el anterior Gobierno autónomo con argumentos tan peculiares como que esos enlaces no constituían un transporte marítimo, sino que en realidad la ría de Vigo no era más que "un valle fluvial inundado por el mar". El menosprecio hacia la capacidad de la UE para defender el principio de libre competencia desembocó, el 9 de marzo del pasado año, en una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que hay que ejecutar.

La sentencia obliga a la Xunta a poner en vigor una nueva ley que abra para el transporte de pasajeros de la ría de Vigo la libre prestación de servicios. Y le exige extinguir por la vía de hecho la concesión del monopolio a Naviera Mar de Ons.

Pese a las promesas, la Xunta actual no cumplió los deberes. La Consellería de Política Territorial no tramitó el proyecto de ley. El Gobierno autonómico no quería confrontar en el Parlamento una ley absolutamente contraria a la aprobada por unanimidad hace siete años y, a la vez, temía un posible conflcito social en Vigo antes de las municipales. Esa política de oídos sordos provocó hace unas semanas un emplazamiento de la Comisión Europea a España por este motivo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Una delegación encabezada por el secretario general de Relacións Exteriores de la Xunta, Santiago Gómez-Reino, e integrada por la directora general de Transportes, Mar Chao, el director general y dos letrados de la Xunta se reunió ayer en Bruselas con los representantes de la Dirección General de Transportes de la Comisión Europea.

El acuerdo logrado es que antes del próximo 21 de agosto la Xunta ha de enviar a las autoridades comunitarias los textos de los proyectos de ley y de de decreto que garantizarán la libre prestación de servicios. También, la copia de la comunicación de Política Territorial a Naviera Mar de Ons del fin de su concesión en monopolio.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS