Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los problemas de la alta velocidad

La presión de la Sagrada Familia en el subsuelo es 20 veces mayor que la del túnel del AVE

Uno de los directores del Adif afirma que el túnel no le hará "ni cosquillas" al templo

El impacto del túnel del AVE en el subsuelo de la calle de Mallorca será entre 15 y 20 veces menor que el generado por peso de la Sagrada Familia. La pantalla que se colocará entre el túnel y los cimientos de la fachada de La Glòria como sistema de protección especial no es necesaria. La construcción del túnel con tuneladora no le hará "ni cosquillas" al templo. Con esa contundencia se expresaron ayer diferentes técnicos del Adif -el gestor público de infraestructuras que hace la obra- y un catedrático de la Universidad Politécnica de Cataluña sobre el túnel del AVE y el templo.

A la luz de todo lo dicho ayer en una jornada técnica sobre las obras del AVE en Barcelona, el temor de la junta del templo por el paso del túnel resulta infundado. "Aunque el riesgo cero no existe ni en esta obra ni en ninguna otra", puntualizó Vicente Gago, director de planificación del Adif.

Miguel González, redactor del proyecto del túnel entre Sants y Sagrera, explicó que la carga que transmite la actual composición del templo es de 2.000 toneladas, una cantidad que se triplicará si se finaliza el proyecto de Gaudí. Ni siquiera en ese supuesto, la construcción del túnel pondrá en riesgo el templo, afirmó. Y lo argumentó por los estudios hechos que prevén un movimiento de asentamiento del terreno de un milímetro con la construcción de la pantalla de protección: "Estrictamente esa pantalla no es necesaria porque, en realidad, el impacto que tendrá la construcción del túnel en el terreno es entre 15 y 20 veces menor que el que genera la propia Sagrada Familia".

Parecido análisis hizo el catedrático de Ingeniería del Terreno de la UPC Eduardo Alonso, que considera que al trabajar a mucha profundidad -a unos 41 metros- "cabe esperar muy pocos asientos". Es decir, apemas movimientos.

El mensaje de tranquilidad que querían transmitir ayer los técnicos e ingenieros implicados en el proyecto, a meses vista de su arranque a principios de 2008, se repetía en todas sus intervenciones. Ocurría al tiempo que el ex presidente de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza, visitaba el templo.

Inspecciones y chequeos, los que se quieran. No habrá problema, vinieron a decir. También en la propia Sagrada Familia, que se someterá a un estudio de entrada "para conocer con exactitud su situación y si pudiera tener alguna patología". Ese chequeo se hará antes de que acabe el año.

La pantalla de protección de los cimientos de la fachada de La Glòria se empezará medio año antes de que llegue la tuneladora a la altura del templo "e intentando que coincida con el descenso de visitantes", señaló Juan Carlos Monge, director del proyecto del túnel. Probablemente se realizará en los meses de invierno. La construcción de esa pantalla de protección costará unos tres millones de euros y se prolongará durante unos cinco meses. Supondrá la reducción de los cuatro carriles de circulación actuales a tres y la ocupación de la acera del lado montaña. Una de las dos entradas a la obra de la Sagrada Familia se deberá suprimir, concretó Monge.

También serán singulares las medidas de chequeo previo del templo antes de realizar la pantalla y de que la tuneladora perfore esa manzana. Se instalarán más sistemas de auscultación respecto al resto del trazado -en espacios de 150 metros- además de otros sistemas de registro -como piezómetros y prismas- en el interior del templo y en las torres.

Los técnicos del Adif puntualizaron que en el caso de que la Sagrada Familia quiera seguir con su proyecto "avalanzándose" sobre la calle de Mallorca no habría problema por el túnel del AVE.

"En realidad, la fachada del Nacimiento, la original de Gaudí, es la más sensible y a sus pies se construyó el túnel de la línea 2 de metro y la estación", recordó Gago, director de planificación del Adif. Para remachar que con el túnel del AVE "saben [en referencia a la junta del templo] que no pasará nada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de julio de 2007