Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Air France-KLM reconoce su interés por participar en la compra de Iberia

Las acciones de la aerolínea española subieron ayer un 1,62%, hasta situarse en 3,77 euros

El grupo aéreo franco-holandés Air France-KLM reconoció ayer formalmente en un comunicado oficial su interés por participar en el periodo de consolidación de la industria del transporte aéreo. "Puesto que España es uno de los principales mercados de Europa, e Iberia uno de los principales protagonistas del sector del transporte aéreo, es natural que este tema figure entre los muchos otros examinados ante la perspectiva de una consolidación indispensable", asegura.

El mercado bursátil no tardó en reaccionar y los títulos de la aerolínea recuperaron los valores de finales del pasado mes de junio, alcanzando los 3,80 euros, para cerrar finalmente a 3,77, lo que supone una subida del 1,62%.

La noticia se produce poco después de que el Consejo de Administración de Iberia decidiera entreabrir sus libros para permitir al consorcio capitaneado por TPG y British Airways encontrar razones suficientes para aumentar el precio ofrecido hasta ahora de 3,6 euros por acción. Ya ese día algunas fuentes señalaron que se esperaba una oferta liderada por Air France, como publicó este diario el viernes. La aerolínea estaría acompañada, según algunas publicaciones, por el fondo de capital riesgo Apax Partners y algunos empresarios, entre los que se cita a Juan Abelló y José Manuel Lara, para mantener el grado de españolidad necesario para no perder los derechos de vuelo a Latinoamérica.

La dirección de Iberia no abrirá del todo sus cuentas hasta que la oferta que se presente sea vinculante. En este sentido, la declaración de Air France-KLM se encuentra también en la primera etapa de intenciones, y no se ha presentado siquiera la correspondiente notificación a la CNMV como hecho relevante.

En ese mismo nivel de intenciones se han pronunciado también los responsables de Lufthansa, a los que no pasa inadvertida la complementariedad de las redes de ambas compañías con una gran presencia de la alemana en el mercado asiático y de la española en Latinoamérica, donde la competencia del grupo franco-holandés es cada vez mayor.

Con la mayor parte de los aeropuertos de Europa congestionados, la capacidad de crecimiento de las instalaciones de Madrid y Barcelona es uno de los principales activos de Iberia ante su posible incorporación en uno de los tres grandes grupos que finalmente se consolidarán en torno a British Airways, Air France-KLM y Lufthansa. El enlace de Europa con Latinoamérica, en el que Iberia ocupa una posición privilegiada, es otro activo insuficientemente valorado, según la dirección de la compañía española, en la que la mayor parte de los que componen su núcleo duro de accionistas -Caja Madrid, BBVA, El Corte Inglés, Logista- no tiene ninguna prisa por vender.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de julio de 2007