Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lagardère se aleja de Sarkozy

Es bien sabido que los amores entre hermanos toman a menudo el ejemplo de Caín y Abel. Hace dos años, en una reunión de dirigentes de su grupo, Arnaud Lagardère (hasta ahora copresidente del consejo de administración de EADS y su mayor accionista privado) presentó a Nicolas Sarkozy como "más que un amigo, mi hermano". Dos años después, en el Salón aeronáutico de Le Bourget, Nicolas visita el sábado los stands, acompañado de los industriales franceses del sector... excepto Lagardère, el "hermano", que va el domingo.

El padre de Arnaud, Jean-Luc, entró en Airbus como un auténtico socio industrial. Su grupo (13.200 millones de euros de volumen de negocio, 30.000 empleados) era puntero en electrónica y tecnología. Arnaud, que heredó todo a los 42 años, detecta sectores más rentables que la aeronáutica y quiere vender su 15% de EADS.

"Puedo escoger pasar por un tipo deshonesto o un incompetente que no sabe qué ocurre en sus fábricas. Asumo la segunda opción", dijo el también magnate de la comunicación. El drama es que muchos creen que las dos son verdaderas y compatibles. Daimler-Chrysler también quiere abandonar EADS. Sarkozy desearía que los dos socios inversores privados, alemán y francés, fuesen reemplazados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de julio de 2007