HEROÍNA | TODO SOBRE LAS DROGAS

El regreso del 'caballo'

La vuelta de la heroína es una de las tendencias que los expertos atisban en el horizonte. Y que esperan que no se confirme. Responde a un hecho: el aumento de las producciones procedentes de Afganistán, que hace presagiar que el incremento de la oferta genere su propia demanda. "Me preocupa que en unos años pueda aparecer como algo atractivo para los que consumen drogas", declara la delegada del Plan Nacional sobre Drogas, Carmen Moya. Vuelve por vía del chino -inhalada, quemándola con papel de plata- más que por vía de la jeringuilla. "Los chinos, en el mundo de los que buscan nuevas sensaciones, pueden entrar como un reto más", dice la delegada. "No podemos bajar la guardia".

Más información

La heroína o caballo es una droga que se obtiene de la bellota de la adormidera asiática (Papaver somniferum). Generalmente se distribuye en forma de polvo blanco o marrón.

1 CONSUMO Y EFECTOS

El rebujao, como le llaman en Andalucía, es otra de las vías por las que se está introduciendo entre los más jóvenes. Es decir, heroína mezclada con base de coca. "Con las otras drogas no te da un mono físico. Pero por tres euros de rebujao eres capaz de matar porque te vuelves loco", cuenta Rocío, joven sevillana de 21 años.

La heroína, tradicionalmente, se consume por vía intravenosa; pero el temor al contagio del sida por compartir la jeringuilla ha hecho que muchos de los adictos prefieran consumirla fumándola en chinos (especie de cigarrillo fabricado con papel aluminio) e inhalando los vapores. Es el más común de los opiáceos de origen natural (opio, morfina, codeína) y de los de origen sintético (demerol, metadona...). Esta última sustancia se emplea, bajo control médico, como sustitutivo de la heroína.

"Hemos podido detectar que la gente se vuelve a pinchar", explica Juan Flores, que hace guardias en cuidados intensivos del Hospital Arnau, de Vilanova (Valencia). "La heroína resulta más barata que la cocaína; de ahí que veamos cómo vuelve a introducirse".

Los efectos que produce la administración de heroína son de euforia y bienestar. Muchos consumidores dicen que la sensación es parecida a la de un orgasmo. Inhibe el apetito y produce náuseas las primeras veces que se utiliza. Y reduce el dolor.

La contracción de las pupilas y los sudores fríos son dos de los síntomas que experimenta el consumidor de heroína.

2 TRAFICANTES Y PRECIOS

Los cuerpos de seguridad decomisaron 471 kilos de heroína en 2006, la mayor parte en el interior del territorio nacional, lo que indica que esa mercancía estaba destinada a su consumo en España. Teniendo en cuenta que el año 2005 fueron decomisados sólo 174 kilos, los expertos policiales tienen la sospecha de que este hecho es un indicador de que se está produciendo un repunte en el consumo de esta droga. "Si hay más mercancía, es porque hay gente dispuesta a comprarla. Los narcos no la importarían si no hubiera clientes. El negocio es así", comenta un inspector-jefe.

El tráfico está en manos de clanes turcos, que la trasladan a España a través de la llamada ruta de los Balcanes, aunque recientemente utilizan países de la antigua URSS. El precio al por mayor es de 20.000 euros/kilo, que se multiplica a la enésima potencia al llegar al menudeo. El precio de un gramo ronda los 63 euros, según el Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado (CICO).

3 RIESTOS PARA LA SALUD

Adictiva y destructiva, el abuso de la heroína está asociado con consecuencias graves para la salud, incluyendo sobredosis mortal, aborto espontáneo, colapso de las venas y, particularmente en el caso de los usuarios que se la inyectan, enfermedades infecciosas incluyendo el VIH/sida y la hepatitis. Entre los riesgos psiquiátricos que plantea, se pueden producir alteraciones de la personalidad, problemas de memoria, trastornos de ansiedad y depresión. La dependencia que genera hace muy difícil abandonar su uso.

Un hombre inhala los vapores de heroína desprendidos de un <i>chino</i> (especie de cigarrillo de papel de aluminio).
Un hombre inhala los vapores de heroína desprendidos de un <i>chino</i> (especie de cigarrillo de papel de aluminio).REUTERS

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 14 de julio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50