Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

Elvis Aznar

De las memorias de Alastair Campbell: "Tony Blair le dijo a Aznar que un 4% (los españoles que apoyaban participar en la invasión de Irak) era la cifra que se desprendería de una encuesta en la que se preguntase a la gente si creía que Elvis estaba vivo". Lo que no recogió en sus notas el ex portavoz británico fue la respuesta de José María Aznar, quien miró fijamente al primer ministro, con la mirada que Enrique VIII destinaba a alguna de sus esposas, atusó el bigote y le espetó: "Oye, Tony, ¿tú no serás de esos cretinos que piensan que Elvis ha muerto?".

En sus memorias, Aznar no había contado nada. Pudo desvelar lo de Elvis. La revelación que tuvo en Memphis. El acróstico que se esconde detrás del apellido, pues con las letras de Elvis compones Lives que significa Vive. Podría hablar del secreto que se oculta tras la fotografía de la famosa entrevista de Elvis y Richard Nixon, en el despacho oval, el 21 de diciembre de 1970. Aquel día, el rey del Rock and Roll, ataviado de superhéroe, regaló un Colt 45 al presidente más odiado y se puso a su disposición como agente especial. Ahí se ve el atraso de la cultura española. ¿Cómo va a haber literatura y cine potentes, si no hay huevos a regalarle un Colt al presidente?

En cuanto a las memorias, consiguió Aznar vendérselas a un 4% de españoles que, además, hacían cola para que se las firmase. ¿Para qué sirve un libro que no cuenta nada? Pues ahí se ve la raza del best-seller. Todo es enigma. Aznar hizo como que lo escribía y los lectores hacían como que lo leían. Se vendieron infinitamente más que las Memorias de Manuel Azaña. Había lectores que se expresaban con arrobo: "Un libro suyo queda bien encima de cualquier mueble, don José María". Fue entonces cuando empezó a desarrollar su teoría política del 4%. Si había un 4% que lo apoyaba con Irak, podría respaldarlo de forma incondicional en cualquier otra cosa.

Fue el preludio de la gran metamorfosis. Cuando besó a Ana Botella en un mitin, tarareó: "When a boy like me meets a girl like you". Los movimientos de cadera, el ondear del mechón. Atención al congreso del PP. Vuelve Elvis. Vuelve Nixon.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de julio de 2007