Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Morquillas atribuye a la censura la suspensión de su exposición en Bilbao

El artista José Ramón Sainz Morquillas (Barakaldo, 1947) atribuye la decisión del Museo de Bellas Artes de Bilbao de suspender su exposición, prevista para el próximo mes de octubre, a la censura impuesta a sus obras. Morquillas difundió ayer un comunicado en que asegura que la exposición ha sido suspendida porque no aceptó firmar un documento en el que se le exigía renunciar "a mi palabra y al control de la exposición y los cientos de textos que la integran". La dirección del museo anunció la semana pasada que la exposición no se iba a realizar por "las injustificadas exigencias del artista", la demanda de partidas extraordinarias no contempladas incialmente y la "imposibilidad de llevarla adelante con las condiciones pactadas".

La suspensión de la muestra, en opinión de Morquillas, encubre un "ejercicio censor" motivado por su oposición a "firmar un documento de autocensura que por una parte pretendía exigir el silencio de mis palabras e ideas tanto antes como después de la exposición" y anular el control sobre la imagen de su trabajo. El artista asegura que no ha sobrepasado el presupuesto ni ha cobrado por su trabajo.

Política y mercado

La exposición L?air du temps iba a reunir obras especialmente creadas para la ocasión por el Morquillas alrededor de las relaciones entre el arte, la política y el mercado. Según Morquillas, el museo le ha negado los materiales que requería para realizar la obra, incumpliendo "sus obligaciones contractuales". En contra de la versión del museo, sus exigencias, dice, "no añadían incremento alguno" a las aportaciones que se contemplaban en el contrato de colaboración suscrito en noviembre de 2004 para realizar la exposición.

Morquillas puntualiza en su comunicado que siete de las 10 esculturas que integran la muestra no han podido realizarse debido a la "negativa, retención e inmovilización" del museo. El artista contaba para la realización del proyecto con un estudio sufragado por el Museo de Bellas Artes.

Los problemas en la organización de la exposición de Morquillas quedaron patentes cuando su inauguración fue retrasada a octubre, seis meses más tarde de la fecha prevista inicialmente.

El Museo de Bellas Artes decidió la pasada semana poner en manos de un abogado la reclamación de una compensación económica al artista por la suspensión de la exposición en un acuerdo extrajudicial, antes de recurrir a los tribunales. Ayer, el letrado que representa al museo declinó la posibilidad de responder a las acusaciones vertidas por el artista en su comunicado.

Morquillas asegura que no acepta la suspensión de la muestra "Mi interés y obligación es la de continuar con el proyecto de la exposición", señala.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de julio de 2007