Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FORO DIGITAL

¿Dónde comienza y termina la responsabilidad del Estado ante el 'turismo de riesgo'?

Cada uno viaja donde le da la gana... si puede. El Gobierno informa y punto. Mi pregunta es: ¿la información de las agencias de viaje contempla debidamente los peligros de ciertos destinos? Ammu.

Mi jefe opina que, mientras no haga daño a nadie, quién es el Estado para decidir por mí a qué país puedo o no viajar, si lo hago borracho o sobrio y las vacunas que me pongo o me dejo de poner. Y dicho esto, le pido al Gobierno, para que pruebe su inocencia, las actas de las conversaciones que los terroristas yemeníes mantuvieron con... ¡Vaya! Ya se me han colado los papeles de siempre. ¡Jo, qué tropa! Por favor, Rodrigo, vuelve inmediatamente y que pase de mí este cáliz. Tonelete.

La responsabilidad comienza y termina en la información que el Estado debe dar sobre la peligrosidad de los destinos turísticos. A partir de ahí, el único que puede tomar sus propias decisiones sobre si asume o no los riesgos es el turista. Talia666.

La responsabilidad comienza ofreciendo toda la información de que disponga el Ministerio de Asuntos Exteriores sobre el lugar de destino, al objeto de que el potencial turista esté en disposición de asumir el riesgo con todos los elementos de juicio. Pero ojo, el Estado no es una agencia de prensa ni de turismo. Por lo demás, el mundo siempre ha estado lleno de peligros (antes más que ahora). Lo menos claro es dónde termina la responsabilidad del Estado. Creo que si un turista decide libremente viajar a una zona en conflicto no debe estar cubierto por la Ley de Solidaridad con las Víctimas del Terrorismo. Es el viajero quien debe asumir el riesgo contratando un seguro privado para hacerse cargo de las indemnizaciones. El Estado debe prestar asistencia a través de las embajadas y oficinas consulares, pero no asumir la responsabilidad civil. Romario.

Quisiera que el Estado se ocupara de que las agencias digan la verdad en su propaganda. Moski.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de julio de 2007