Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PEPE | Central brasileño de 24 años procedente del Oporto

Rápido, moderno y con tijeras en las piernas

Hace sólo unos días, un tal Pepe quedaba en el último lugar en una encuesta de un diario deportivo que sondeaba a los socios del Barcelona sobre el central ideal a fichar.

MÁS INFORMACIÓN

Ayer, el Madrid cerró con el Oporto el fichaje de Képler Laveran Lima Ferreira, de 24 años, más conocido como Pepe, por 30 millones de euros, según el club portugués. La cifra puede parecer exagerada para un defensa, pero es real: el Oporto cotiza en Bolsa y comunicó oficialmente el coste del traspaso al regulador. Pepe, que firma por cinco años y está a punto de recibir la nacionalidad portuguesa, es para el Madrid uno de los mejores centrales del mundo. "Tiene tijeras en las piernas, porque corta absolutamente todo", decía la página web del cuadro de Schuster. "Notaremos su ausencia, era una plusvalía en todos los sentidos", se lamentó por su parte el capitán del Oporto, Pedro Emmanuel.

Alto (186 cm.), rápido y dinámico, los que han visto jugar a Pepe destacan sus dotes de mando, su capacidad para llegar a todos los balones y para enfrentarse a cualquier tipo de delantero, su seriedad atrás, su gusto por la anticipación (cinco tarjetas la temporada pasada en 25 partidos), su clase para tocar la pelota y salir jugando (puede incluso jugar de medio defensivo) y su poderoso remate de cabeza (cuatro goles en la última temporada).

Todas esas virtudes y algunas más jalonan la ficha de Pepe en Gestifute, la empresa del súper agente Jorge Mendes, que lo es también de José Mourinho y el resto de portugueses del Chelsea, entre otros 75 jugadores más. Este verano, Gestifute ha movido, entre otros, a Tiago (del Lyon al Juventus), a Nani (Sporting de Lisboa) y Anderson (Oporto) al Manchester United; y todavía le falta dar salida a las dos estrellas del Oporto, Quaresma (pretendido por Atlético y Liverpool) y Lucho González, en pleno romance con el Valencia.

Nacido en Maceió el 26 de febrero de 1983, Pepe llegó a Europa con 17 años. Fichó por el equipo B del Marítimo de Funchal (Madeira) procedente del Corinthians Alagoano y la temporada siguiente subió al primer equipo, donde se curtió hasta llegar hace tres años al Oporto. En poco tiempo, se convirtió en el jefe de la defensa y contribuyó a ganar dos Ligas -las dos últimas campañas- y una Copa. Su rendimiento ha encandilado tanto a Felipe Scolari, seleccionador de Portugal, que piensa citarle para un amistoso en agosto aprovechando que no ha debutado con Brasil.

Considerado por sus entrenadores como un defensa elegante, Pepe mejoró su velocidad en la arena de las playas brasileñas con un preparador que le obligaba a saltar entre las olas con un peso de un kilo atado en las piernas. Aun así, los servicios médicos del Madrid revisarán a fondo al jugador, que en abril sufrió una rotura parcial del ligamento de la rodilla derecha.

"Extremamente competitivo y ambicioso", según el luso Nelo Vingada, para Manuel Cajuda, que lo entrenó en Funchal, es "muy fuerte y valiente, prácticamente insuperable en el uno contra uno". Para Alarcón Pacheco, responsable del Corinthians Alagoano cuando era juvenil, con Pepe nunca hubo sitio para las bromas: "Jugaba duro y con firmeza pese a ser un niño".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de julio de 2007