Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rabat vuelve a comprometerse a aceptar la repatriación de sus 2.000 menores

Las autoridades de Marruecos se comprometieron ayer, un año más, a agilizar la repatriación de los menores de ese país que han entrado clandestinamente en España. En este momento, las comunidades autónomas acogen a 2.000 de esos muchachos, pero su cifra asciende al doble si se incluyen los que han abandonado la red de acogida para reunirse con familiares o amigos que viven en la Unión Europea.

El compromiso de las autoridades de Rabat, que se produjo durante la IX Reunión Hispano Marroquí, celebrada en Toledo, es similar a los formulados durante anteriores encuentros. Y la experiencia no permite albergar esperanzas de que en esta ocasión los resultados vayan a ser distintos. En 2006, los menores retornados no superaron el centenar. Y en la primera mitad de este año los marroquíes sólo han admitido a "unas decenas", según fuentes oficiales.

No obstante, la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, anunció que el Gobierno incentivará "la acción resolutiva" de los consulados marroquíes para que identifiquen a los muchachos y localicen a sus familias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de julio de 2007